España

La Policía española incauta mercancías falsificadas por valor de 300 millones de euros en Europa

Las autoridades españolas han llevado a cabo la mayor incautación jamás documentada de productos de diseño falsificados en Europa.

17 personas fueron arrestadas mientras la policía registraba 14 bazares, cuatro tiendas y tres casas como parte de la operación respaldada por Europol.

Se confiscaron alrededor de 70.000 euros en efectivo y tres vehículos, así como el enorme cargamento falsificado de cinco toneladas, que ascendió a más de 300 millones de euros.

La organización criminal tenía su sede principalmente en las islas de Tenerife y Fuerteventura y adquiría la mercancía en el polígono industrial de Cobo Calleja en Madrid.

La policía española dijo que agentes de la Policía Nacional, en una operación conjunta con el organismo de control de aduanas de la Agencia Tributaria, iniciaron la investigación tras conocer que varias empresas en la isla de Tenerife vendían los productos falsificados.

“La operación policial denominada Django culminó con el desmantelamiento de una organización criminal especializada en la distribución y comercialización a gran escala de productos falsificados de marcas exclusivas, que operaba en las islas de Tenerife y Fuerteventura”, informó la Policía.

“La organización adquiría el material falsificado principalmente en el polígono industrial Cobo Calleja de Madrid y comercializaba sus productos principalmente en zonas turísticas para aprovechar la presencia de una gran población de corta estancia en el país”.

17 personas fueron arrestadas mientras la policía registraba 14 bazares.

La operación fue puesta en marcha en septiembre del año pasado por el Departamento de Delitos Económicos y Fiscales de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Comisaría Provincial de Policía Nacional de Santa Cruz de Tenerife.

«Esta entidad tenía conocimiento de la existencia de un establecimiento mayorista de marroquinería falsificada en el sur de Tenerife», ha informado la Policía.

“Los trabajos de seguimiento y rastreo permitieron localizar al responsable y observarlo vendiendo estos productos a varios particulares, tanto para la venta ambulante como para la venta en bazares.

“Entonces se realizaron gestiones con empresas de paquetería para establecer que los envíos procedían de Fuerteventura e involucraban a varios ciudadanos de origen chino que formarían el liderazgo de la organización”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba

You cannot copy content of this page