El fino grosor de los televisores actuales explica que la calidad de su sonido no siempre sea la mejor. Esto se debe a que el interior de las pantallas no tiene el espacio suficiente para albergar altavoces que garanticen una mejor experiencia sonora. La solución más cómoda, práctica y económica –si no queremos optar a los clásicos sistemas de cine en casa– es una barra de sonido. La oferta es amplísima y en esta ocasión nos hemos centrado en los modelos más avanzados de seis firmas especializadas en este nicho de mercado.

¿Qué hay que mirar para comprar una barra de sonido?

Al adquirir una barra de sonido de gama alta, o cualquier otra, hay que tener en cuenta varios aspectos como, por ejemplo, el tamaño de la habitación donde se ubicará o el hueco disponible debajo de la televisión. Asimismo, es conveniente asegurarse qué formatos de audio admite o la potencia sonora que arroja. De la misma forma, el usuario debe preguntarse –siempre en función de sus necesidades– si solo desea una barra de sonido o un modelo que, por ejemplo, añada un subwoofer e, incluso, unos altavoces traseros complementarios.

Comparativa mejores barras de sonido

Protagonizan esta comparativa las siguientes barras de sonido: Bose Surround 700 (8,75), Denon DHT-S516 (8,5), LG SN11RG (9,25), Samsung HW-Q950T (9,25), Sony HT-G700 (8) y Yamaha MusicCast Bar 400 (8). Se han valorado aspectos como los siguientes:

– Diseño: no sólo desde el punto de vista estético, sino también la calidad de sus materiales de construcción y detalles en su fabricación.

– Sonido: la potencia sonora es fundamental, siempre teniendo en cuenta las dimensiones de la habitación donde se coloque la barra. Más importante resulta la calidad del sonido, si la barra suena bien, cómo reproduce los diálogos…

– Instalación: todas ofrecen una instalación sencilla y, además, es habitual que integren conexiones como Wi-Fi o Bluetooth que facilitan esta tarea.

– Experiencia de uso: este criterio engloba distintos aspectos: cómo nos ha parecido la barra, si cumple con lo que uno espera de un modelo de gama alta, características como formatos de sonido, opciones de conectividad…

Así las hemos probado

Hemos dedicado a cada una de estas barras de sonido de alta gama una semana. Las pruebas se han realizado en un televisor de LG de 65 pulgadas. Sobre todo, hemos visualizado películas, series de televisión, eventos deportivos (en concreto fútbol y baloncesto). También hemos escuchado música de distintos géneros musicales.

Todas son una buena opción de compra, pero dos de ellas logran desmarcarse ligeramente frente al resto: nos referimos a los modelos LG SN11RG y Samsung HW-Q950T, que han empatado en puntuación. Son las opciones menos económicas, pero también es cierto que son las propuestas más completas y las que ofrecen la mejor calidad del sonido. Todo un ‘lujo’ para los oídos gracias a su soporte Dolby Atmos.

Barra de sonido LG SN11RG

LG ha colaborado con la firma británica Meridian Audio en esta barra de sonido y el resultado no puede ser mejor: suena pero que muy bien, los diálogos ofrecen nitidez y la sensación es envolvente. Entrando en detalle, la combinación de la barra con el subwoofer de siete pulgadas incluido, así como los dos altavoces traseros que le acompañan –todos se conectan de manera inalámbrica– ofrecen un sistema de 7.1.4 canales y 770 vatios de potencia. Lo que más nos ha llamado la atención, a simple vista, es que en los extremos de la barra, en la parte superior, se han ubicado dos altavoces que proyectan el audio hacia el techo. También que cada uno de sus dos altavoces traseros ha sido provisto de un driver (el otro está en la parte frontal) que como está colocado en la parte superior ‘dirige’ de igual modo el sonido hacia arriba.

La propuesta de LG reproduce a la perfección el efecto del sonido envolvente Dolby Atmos y DTS:X; la experiencia es inmersiva y el oído no pierde detalle. A ello contribuye también su tecnología de audio adaptativo. En cuanto al mando a distancia, se trata de un modelo de tamaño pequeño y agarre ergonómico que permite seleccionar entre varios modos de sonido, modificar aspectos de la configuración, o activar el modo Noche así como Google Assistant. Tanto las conexiones físicas como inalámbricas se han resuelto bien y el usuario no echará en falta ninguna.

El diseño de la barra resulta exquisito, aunque es muy grande (1443 mm de largo). Además, dispone de una botonera táctil con acceso a las funciones principales y un pequeño panel retroiluminado que nos recuerda la fuente de sonido seleccionada.

Compra por 1.299€ en PcComponentes

Barra de sonido Samsung HW-Q950T

Es una de las barras de sonido más completas de la comparativa si tenemos en cuenta que se acompaña de dos altavoces traseros surround y un subwoofer de ocho pulgadas; todos ellos accesorios que se conectan a la Samsung HW-Q950T de manera inalámbrica. El conjunto muestra una apariencia impecable y la incorporación del tejido Kvadrat (un tipo de tela especial) le concede una aparición elegante a la vez que atemporal. En una primera toma de contacto llama la atención, por otro lado, que el subwoofer presenta una sólida construcción (pesa 9,8 kg); y que los altavoces satélites son fácilmente ubicables gracias a sus dimensiones compactas (210 x 120 x 141 mm).

Sobre el papel, sus específicas técnicas ponen de manifiesto que estamos ante una barra de sonido con posibilidades muy interesantes. Pero, ¿y la práctica? Nos hemos encontrado con un sistema de 9.1.4 canales y 546 vatios de potencia que ofrece una experiencia de sonido completa, real y envolvente que sobre todo disfrutas con aquellos contenidos donde predomina la acción; aunque si quieres escuchar música el resultado tampoco desmerece ya se trate de una pieza de rock o clásica. Mención especial merece su modo de sonido adaptativo, una función que se encarga de analizar la señal acústica y proporcionar automáticamente un audio optimizado según se trate de una u otra escena. Que sea compatible con Dolby Atmos es otro punto clave a su favor.

Compra por 899,10€ en Amazon

Barra de sonido Bose Surround 700: la alternativa

Para configurar esta barra de sonido y disfrutar de ella, hay que descargarse la aplicación gratuita Bose Music, disponible tanto para Android como iOS. El proceso apenas lleva unos minutos y su asistente es sencillo. Ofrece una experiencia de uso versátil al incorporar tecnología Bluetooth, soportar Apple AirPlay 2 y poder integrarla en la red Wi-Fi de casa para reproducir música desde servicios tan populares como Amazon Music, Deezer o Spotify. Mientras, en la parte trasera se ubican las conexiones físicas entre las que destacamos su interfaz HDMI ARC para conectarla directamente al televisor.

Proporciona una buena calidad de sonido y es una propuesta que cumple con los estándares que uno espera de los productos de esta marca, aunque la respuesta de los graves es mejorable (la opción sería adquirir por separado el módulo inalámbrico Bose Bass Module 700). En cambio, la calidad de los diálogos resulta excelente porque las voces se escuchan con mucha nitidez.

Lo que nos ha gustado mucho también es el mando a distancia: es un modelo universal y dependiendo de la fuente de sonido activada solo se iluminan los botones que necesitamos en cada momento. Este mando ofrece un cómodo agarre y su construcción denota calidad. Ocurre lo mismo con la estructura que ‘envuelve’ a la barra. Los materiales que predominan son cristal templado (parte superior) y una rejilla metálica que cubre la parte frontal y los laterales. La barra de sonido –que por cierto es compatible con Amazon Alexa y Google Assistant{ posee unas dimensiones de 978 x 108 x 57,2 milímetros.

Compra por 698,99€ en Amazon

Barra de sonido Denon DHT-S516

Decodificación Dolby Digital, Dolby Digital Plus y DTS; tecnología Bluetooth; interfaz HDMI con ARC; o soporte para los asistentes Amazon Alexa, Siri y Google Assistant; Estas son algunas de las características de este modelo de Denon con HEOS integrado: esto significa que si contamos con altavoces de la firma japonesa que tengan el sello ‘HEOS’ podrían añadirse a la barra para una experiencia más envolvente. Garantiza, además, la transmisión de música desde plataformas como Amazon Music y Spotify.

Con una estética sobria a la par que elegante, sus laterales huyen de las clásicas líneas rectas a las que estamos acostumbrados y dan paso a un diseño ligeramente angular que combina a la perfección con el subwoofer inalámbrico que le acompaña. Además, es posible elegir si queremos colocarla debajo del televisor o en la pared. Como no incluye mando a distancia, para configurar y controlar este sistema hay que descargarse la app HEOS que soporta tanto Android como iOS. Aun incorporando únicamente dos canales, el rendimiento de la barra de sonido logra una buena valoración al igual que sucede con el subwoofer. La sensación que transmite es que se trata de un producto que equilibra bastante bien el rango de las frecuencias bajas, medias y altas. También ayuda que esté provisto de los siguientes modos de ecualización preestablecidos: película, música y nocturno.

Compra por 594,15€ en Amazon

Barra de sonido Sony HT-G700: mejor relación calidad-precio

Si tu presupuesto es ajustado pero buscas una barra de sonido sencilla, con subwoofer inalámbrico integrado y lo más completa posible, este modelo de Sony cumple con todos los requisitos. Nos encontramos ante una propuesta de 3.1 canales y 400 vatios de potencia que destaca sobre todo por ofrecer soporte a tecnología Dolby Atmos y, con ella, el tan aclamado sonido envolvente. Para ofrecer esta experiencia, la firma ha recurrido a dos tecnologías: Vertical Surround Engine y S-Force Pro Front Surround: la primera suple la ausencia de los altavoces que se orientan al techo y la segunda hace lo mismo pero con los altavoces traseros. En la práctica, esa sensación envolvente se percibe ligeramente.

Proyecta un buen sonido (es compatible con un amplio abanico de fuentes de audio) y dado su precio, la relación calidad-precio nos parece muy acertada. Quizás, como aspecto mejorable, hemos echado en falta algo más de claridad en los diálogos en determinados momentos aun activando el modo de voz incorporado. Los modos de sonido cine, música, estándar y automático cumplen con lo esperado.

Su diseño, en comparación a otras propuestas, es más reducido: tiene un largo de 980 milímetros y una altura de 64 milímetros. A nivel de conectividad inalámbrica es compatible con Bluetooth 5.0 pero no integra Wi-Fi, por lo que no es compatible con asistentes de voz o no permite la conexión a servicios de streaming de música. Tampoco Ethernet.

Compra por 402€ en Amazon

Barra de sonido Yamaha MusicCast Bar 400

Si la propuesta de Denon lleva la etiqueta ‘HEOS’, este sistema 2.1 de Yamaha tiene la suya propia. Se trata de MusicCast, lo que le permite no solo conectarse a otros altavoces de la marca para transmitir audio. También conectarse a plataformas de streaming de música o sincronizar nuestra música desde el teléfono móvil con ayuda de la app gratuita MusicCast (Android e iOS). Como cabría esperar, ofrece soporte a las tecnologías inalámbricas Wi-Fi, Bluetooth y Airplay, además de Ethernet, HDMI ARC, y entradas auxiliar y óptica.

Combinadas, la barra de sonido y el subwoofer inalámbrico entregan una potencia total de 200 vatios. Además, su sonido surround 3D con DTS Virtual:X logra que según qué contenidos visualicemos la experiencia resulte más envolvente. Mención especial a su modo Clear Voice. Cuenta, asimismo, con estos cinco modos específicos: música, televisión, programas, películas, deportes y juegos; su desempeño es correcto, pero en ciertos momentos esperábamos ‘algo más’.

Para finalizar, comentar que su diseño, aunque sobrio, encaja bien en toda clase de espacios. Las calidades de construcción son buenas, mientras que los controles táctiles de la parte superior ayudan a controlar el volumen, silenciarlo, seleccionar una fuente u otra, o conectarla.

Compra por 699€ en Amazon

*Todos los precios de compra incluidos en este artículo están actualizados a 4 de mayo de 2021.

Puedes seguir a EL PAÍS ESCAPARATE en Facebook e Instagram y suscribirte aquí a nuestra Newsletter.

Nuestros periodistas recomiendan de forma rigurosa e independiente productos y servicios que puedes adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos al texto, EL PAÍS recibe una comisión. Lee aquí nuestra política comercial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page