Último

Lo que los expatriados deben saber sobre las leyes de sucesiones en España

PROCESAR una herencia puede ser una tarea complicada, especialmente si implica tratar con activos y personas de otros países.

Existen diferencias cuando intervienen elementos de distintos países: por ejemplo, el fallecido era un emigrante y vivía en un país distinto de su país de origen con herederos que viven en otro país. O los activos se dividen entre España y otro país.

Los ciudadanos de la Unión Europea disfrutan de absoluta libertad para trabajar y vivir dentro de los países que forman la Unión.

Es por eso que cada día muchas personas se trasladan a otro Estado miembro para estudiar, trabajar o formar una familia, y hasta el Brexit, los ciudadanos del Reino Unido estaban en la misma situación.

En consecuencia, cada año más de medio millón de familias tienen que lidiar con un problema de herencia transfronteriza.

Con el Brexit, cuando el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte abandonó la Unión Europea, las cosas han cambiado.

Pero para la gran cantidad de ciudadanos británicos que emigraron a España o invirtieron en el país, deben estar al tanto de los cambios en los procedimientos de herencia.

En virtud del Reglamento (UE) n ° 650/2012 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 4 de julio de 2012, se estableció para regular la herencia bajo los criterios unificadores de la Ley Europea en toda la Unión Europea.

El reglamento de la UE estipula que la herencia se rige por la Ley del país de residencia habitual del fallecido en el momento de su muerte.

Sin embargo, Reino Unido, Irlanda y Dinamarca han descartado la aplicación del Reglamento UE 650/2012,

¿Qué pasa entonces? ¿Qué ley debemos aplicar?

En principio, el Reglamento se aplica en España independientemente de que el fallecido tenga la nacionalidad correspondiente a otro Estado miembro, así que en resumen:

Si un ciudadano británico tuvo su última residencia en España y muere intestado en España, se aplica la ley española.

Si un ciudadano británico tuvo su última residencia en Reino Unido y muere intestado en España, pero sin bienes raíces en España, la ley aplicable es la británica.

Si un ciudadano británico tuvo su última residencia en el Reino Unido y muere intestado en España, pero con bienes raíces en España, se aplica la ley española.

Para más información, póngase en contacto con Cuenca Mirasol al tel: 960300606
email: [email protected] o visite la web www.cuencamirasol.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
You cannot copy content of this page