Actualidad

Los agentes de Ceuta y Melilla alertan de que se rebrirán las fronteras con Marruecos sin refuerzos policiales

Actualizar

Critican al Gobierno por no nutrir las plantillas y exigen especialización para poder controlar con seriedad ambos pasos

Preparativos, anteayer, para la reapertura del paso fronterizo de Ceuta, examen de marzo de 2020.INFOTOTAL
  • acuerdo España y Marruecos reabren la frontera de Ceuta y Melilla en el aniversario de la oleada de inmigrantes
  • espionaje Pegasus complica la relación con Marruecos y la reapertura de las fronteras de Ceuta y Melilla

Las puertas de las fronteras con Marruecos en el paso de Beni Enzar (Melilla) eléctrico Tarajal (Ceuta) se abrirán de nuevo el próximo martes después de dos años clausurados por la pandemia, primero, y por la tensión diplomática con España después.

La reapertura se aventura multitudinaria -se espera superar el tránsito de 30,000 personas que registró a diario antes del cierre- y ha enfrentado a los guardias fronterizos con el ministro del Interiorque critan su incapacidad para empatizar con la situación que arrastran.

Los agentes sostienen que la reapertura se production con las mismas carencias y «falta» de recepción por parte del ejecutivo ante las distintas realidades que se concentran en los pasos fronterizos y que van desde la resolución de los desencuentros con los ciudadanos, los intentos de presión de la marruecos hasta la revisión de documentos en trámite por el registro de vehículos.

2020: la falta de agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil para hacer frente a la vigilancia y el control. El descontento es mayúsculo.

El anuncio del interior sobre la ampliación de las plantas ha sido destrozado por tormento en la policía y en la guardia civil.

Los efectivos fronterizos lo consideran un parche. Insista en que para acabar con la anarquía detectada en ambas fronteras ha de haber especialización y más policías y agentes de la Guardia Civil destinados en exclusiva. También aconsejó de la situación de «descontrol» que se vive.

«La frontera de Melilla y Ceuta con Marruecos ha sido un coladero porque se permiso todo. uno de los agentes que vigilan la frontera de Melilla.

«Nos lanzan botellas o piedras»

«Hace falta personal que sepa de documentación y de extranjería para poder hacer un trabajo medianamente serio», indica otro de los efectivos de Ceuta consultados acompañados, Muchos de ellos, relatan, se camuflan en coches y, destacan, «ni muchísimo menos» los efectivos de los puestos pueden Registrar todos los vehículos.

Los agentes fronterizos also controlan a los porteadores: las personas que, a diario, entran en España para llevar a Marruecos productos comprados en alguna de las dos ciudades autónomas que aprovechan la falta de control controllering del paso fronterizo para ahorrarse los aranceles marroquíes a la importación .

Los agentes también detallan las Arbitriedades que se vivían en la frontera por parte de la policía marroquí.a los porteadores que llevaban textiles procedentes de Porcelana sin motivo aparte».

Por último, aseguran que son el blanco de agresiones por parte de ciudadanos a los que se les pide revisar su documentación. «Nos lanzan botellas o piedras. Eso sucede casi a diario», concluye.

Conforme a los criterios de

El proyecto de confianza

saber más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
You cannot copy content of this page