Más

Los Juegos de Tokio 2020 no permitirán visitantes extranjeros | Deportes

Los organizadores de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020 han anunciado este sábado que el evento se desarrollará sin la presencia de espectadores de fuera de Japón como medida para contener la propagación de la pandemia de covid-19. La decisión fue confirmada por Tamayo Marukawa, la ministra nipona a cargo de los Juegos, después de una reunión que mantuvo con los presidentes del comité organizador de Tokio 2020, el Comité Olímpico Internacional (COI), el Comité Paralímpico Internacional (CPI) y la gobernadora de Tokio, Yuriko Koike. “Esta medida ayudará a garantizar unos Juegos seguros para todos los participantes y el público japonés”, explicó el Comité organizador presidido por Seiko Hashimoto, deportista y exatleta olímpica.

Los Juegos de 2020, que se aplazaron a 2021 debido a la pandemia, comenzarán en la capital de Japón el 23 de julio y terminarán el 8 de agosto. “Nuestra prioridad es la seguridad de todos los participantes y por supuesto, del pueblo japonés. Establecer esas prioridades significa que tienes que respetarlas y que tendremos que tomar decisiones difíciles que suponen sacrificios para todos”, declaró Thomas Bach, presidente del COI, al comenzar la reunión. Se acordó que los visitantes extranjeros que no sean residentes en Japón no podrán entrar al país para asistir a los Juegos. El país tiene, de hecho, vetada la entrada a de todos los extranjeros que no sean residentes desde el pasado mes de diciembre. Considera que la entrada de visitantes aumentaría el riesgo de introducir otras variantes de la covid más contagiosas. Desde el inicio de la pandemia, Japón registra 454.000 casos (116.149 en Tokio) y 8.783 fallecidos.

“Los viajes internacionales siguen restringidos y actualmente la situación de la covid-19 en Japón y en otros países sigue siendo desafiante y no está claro si las autoridades japonesas permitirán la entrada de turistas para el verano”, explicó Hashimoto al mismo tiempo que reconocía que los Juegos de este verano serán “completamente distintos” a los del pasado. “Para los que no puedan unirse a los Juegos, buscaremos formas de conectarlos con los atletas, aunque no puedan estar en persona”, añadió.

Aunque los organizadores han decidido descartar por completo la asistencia de espectadores del extranjero, existe la posibilidad de que ciertas personas involucradas en la organización puedan llegar a entrar en el país, añadió Hashimoto sin ofrecer más detalles. En torno al 10 % de los cerca de 80.000 voluntarios de los Juegos eran extranjeros, según cifras de la organización previas al aplazamiento de la cita hasta 2021.

La decisión final sobre los espectadores nacionales, por otra parte, se tomará en abril. Japón actualmente restringe el número de espectadores a 5.000 en eventos multitudinarios lo que supone, por ejemplo, menos del 10% de la capacidad del Estadio Olímpico de Tokio.

El comité organizador vendió más de 4 millones de entradas para los Juegos sólo en Japón, pero recibió 810.000 solicitudes de devolución el año pasado tras el aplazamiento. Hashimoto confirmó este sábado que aquellos que compraron su entrada recibirán el correspondiente reembolso. Hasta el momento, según las cifras que detalló la propia Hashimoto, se habían vendido fuera de Japón unas 600.000 entradas para los Juegos. Al ser preguntada sobre si se contempla compensar por otros gastos de viaje a quienes ya habían planificado su visita a Japón para el evento, la presidenta de Tokio 2020 dijo que eso está fuera de su competencia.

El Gobierno japonés, por su parte, ha invertido unos 12.000 millones de dólares (9.900 millones de euros) incluidos los miles extra de penalización por el retraso y no puede dejar de celebrarlos, aunque sea sin público extranjero, aunque los ingresos que perciba sean mínimos. Y aunque pierda hasta los 3.300 millones de dólares (2.720 millones de euros) que prevé recibir por los patrocinadores locales y 800 millones (660 millones de euros) por la venta de entradas.

Sin contar con la pérdida de ingresos que temían bares, restaurantes, museos, lugares de ocio y atracciones turísticas, destinos vetados para los periodistas extranjeros acreditados, a quien se obligará a hacer su vida exclusivamente en las instalaciones olímpicas y sus restaurantes: estadios, centros de entrenamiento, centros de prensa

Puedes seguir a DEPORTES en Facebook y Gorjeo, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page