Más

Luigi Di Maio: Italia expulsa a dos funcionarios rusos por escándalo de espionaje Internacional

El ministro de Exteriores italiano, Luigi Di Maio, ha anunciado este miércoles en Facebook la expulsión inmediata de dos funcionarios de la Embajada rusa por estar involucrados en un caso de espionaje. Además, la policía italiana detuvo anoche a un capitán de fragata italiano por el mismo caso. Las autoridades les acusan de “delitos graves relacionados con el espionaje y la seguridad del Estado”. Además, Di Maio ha llamado a consultas al embajador ruso en Roma, Sergey Razov, para protestar firmemente y comunicarle la expulsión de los dos oficiales por lo que considera un caso de “extremada gravedad”. El Kremlin ha anunciado medidas recíprocas contra la legación italiana en el país, aunque ha dicho que espera que el incidente no afecte las relaciones entre Moscú y Roma, según informa la agencia de noticias rusa RIA.

La detención de los presuntos espías -al menos de uno de los funcionarios rusos y del capitán de fragata italiano- se produjo anoche, tras un encuentro entre los dos para la entrega de documentos clasificados en el que fueron sorprendidos en fragantes, según explica la policía italiana. Las identidades de cada uno no se han hecho públicas. Entre los documentos intercambiados estaban archivos de la OTAN, según la agencia de noticias italiana Ansa, lo que aumenta la preocupación de otros miembros de la Alianza militar.

La operación de los carabineros, bajo la dirección de la Fiscalía de Roma, se realizó en el marco de una prolongada investigación llevada a cabo por la Agencia de Información de Seguridad Interna, con el apoyo del Estado Mayor de la Defensa.

Di Maio anunció la expulsión de los dos funcionarios al embajador de la Federación Rusa, Sergey Razov, convocado en el Ministerio de Exteriores esta mañana, tras conocerse los hechos. La delegación rusa ha confirmado el incidente en un breve comunicado en el que no dio detalles sobre lo sucedido y expresa la intención de Moscú de que ambos países mantengan buenas relaciones.

“Confirmamos el arresto el 30 de marzo en Roma de un funcionario de la oficina del Agregado Militar. Se verifican las circunstancias de lo ocurrido. Por el momento, nos parece inapropiado comentar lo sucedido. En cualquier caso, esperamos que no se refleje en las relaciones bilaterales entre Rusia e Italia”, ha indicado la Embajada en una escueta nota.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, declaró en la rueda de prensa telefónica diaria que la Presidencia rusa no dispone en estos momentos de información “sobre los motivos y circunstancias de la detención” del militar ruso en Italia.

“Pero en cualquier caso confiamos en que el carácter positivo y constructivo de las relaciones ruso-italianas se mantendrá y desarrollará”, indicó

Este es el último de una serie de incidentes que acusan a Rusia de espiar a países europeos. Este mes de marzo, Bulgaria ha expulsado a dos diplomáticos rusos por sospecha de espionaje. Los Países Bajos hicieron lo mismo en diciembre pasado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page