Messi vuelve a casa, pero antes comentó lo siguiente en una entrevista: “Cuando le dije a mi familia la decisión de irme del equipo, se pusieron a llorar”. Este hecho es quizá el que tiene en mayor vigilancia a todo el mundo del deporte. Estos días han surgido varias opiniones al respecto, pero ninguna concluyó tanto como la misma opinión de Messi que no se fue del equipo, solo existe la posibilidad de que se vaya pronto.

Por otro lado, el afamado jugador de fútbol asegura: “Le dije al club, sobre todo, al presidente, que me quería ir. Se lo llevo diciendo todo el año. Creía que era el momento de dar un paso al costado. Creía que el club necesitaba más gente joven, gente nueva y pensaba que se había terminado mi etapa en Barcelona sintiéndolo muchísimo porque siempre dije que quería acabar mi carrera aquí”.

El problema de Messi ahora que regresa a casa

Lo que gira en torno a la vida del jugador estrella del equipo del Barcelona, no solo son cámaras y un millón de entrevistas. Messi vuelve a casa pero, también lo acompaña la desilusión de ver un equipo que ha sido consumido por el tiempo, que se estanca a medida que avanzan los otros equipos. Messi decide irse porque para él también representa parte del estancamiento.

Propone incluso, nueva directiva, mejoras en su equipo. Claro está, ninguna de estas opiniones las dio a principio de este año a pesar de que el equipo estaba pasando por una de sus peores momentos.

Dice quedarse en su casa, porque quiere, no por obligaciones con un contrato, como lo han mencionado la mayoría de los medios. El jugador lo que desea es terminar su tiempo en el equipo como todos los jugadores que han pasado por el Barcelona.

Su principal conflicto está marcado por la cantidad de información basura que gira en torno a su posible decisión. No está conforme con las opiniones, tampoco afectan su carrera profesional pero como él mismo dice sentirse decepcionado por la falsedad de la gente que él consideraba afín y lo han criticado durante estos 10 días.

Lo que piensa el Barcelona de Messi

Hasta el momento, el club no ha dado una opinión oficial, sobre la decisión que se cruza por la mente de su jugador estrella. Sin embargo, Messi afirma no poder irse del equipo debido a que según la directiva debería pagar la cantidad de 700 millones de dólares.

El presidente del club, según el propio Messi, le dejó la opción de tomar la decisión de irse o quedarse luego del final de la temporada que le queda en el equipo.

Messi asegura esto “Le dije al club, sobre todo, al presidente, que me quería ir. Se lo llevo diciendo todo el año. Creía que era el momento de dar un paso al costado. Pensaba que se había terminado mi etapa en Barcelona, sintiéndolo muchísimo porque siempre dije que quería acabar mi carrera aquí”.

Los comentarios de Messi hasta hoy, solo van a una sola premisa, en realidad el jugador estrella del equipo del Barcelona, no desea estar en el equipo que es tan respetado y admirado. ¿Es esto algo temporal?, ¿avanzara el Barcelona tras esta sacudida?, ¿fichan nuevos talentos?. Realmente las respuestas a todo este embrollo, no pueden ser respondidas por el propio Messi y las autoridades principales del equipo hasta ahora no las han querido contestar. 

Messi y el contrato con el equipo

“Desconocemos qué contrato es el que han analizado, y cuáles son las bases sobre las que concluyen que el mismo contaría con una ‘cláusula de rescisión’ aplicable en caso de que el jugador decidiera instar la extinción unilateral del mismo (…) Ello se debe a un error por su parte”, señala una nota de prensa puesta a las tres de la tarde del día de ayer. Esto significa una sola cosa, realmente no es posible que el jugador salga ahora del equipo. 

Tras reunirse con sus abogados en su despacho, el padre de Leo Messi se ha marchado a la vivienda que su hijo tiene en Castelldefels para tratar con Leo Messi esta posibilidad. Después de que el FC Barcelona se haya mantenido firme en su intención de no negociar la salida del jugador alegando que tiene una cláusula de rescisión de 700 millones de euros.

Queda esclarecido que el jugador debe cumplir con un contrato antes de partir del equipo. Pero Messi ante las diferentes declaraciones que ha dado, permanece con respuestas claras, concisas de dar continuidad al contrato que tiene con el equipo, regirse conforme a la ley sin ningún problema. Realmente no pone réplica para cumplir con un contrato o cualquier exigencia del equipo, porque a pesar de no querer estar en el equipo, sigue siendo fiel al mismo equipo que le vio crecer.

Ya ha pasado lo peor, Messi vuelve a casa

El medio argentino TyC Sports acaba de adelantar que Messi se queda en el Barcelona. Lo hacen ya hablando de manera oficial, si bien aún no hay comunicado como tal por parte de Leo. Según TyC Sports, “luego de una reunión producida el martes entre su padre Jorge y el presidente Josep María Bartomeu, el crack argentino de 33 años resolvió seguir por una temporada más para evitar tener que ir a la justicia, algo que también podría haber significado un dolor de cabeza para su hipotético nuevo destino, que parecía ser Manchester City”.

No queriendo causar más polémica, Messi vuelve a casa. La cuestión real, es si ahora en esta nueva temporada Messi rendirá de la misma forma como lo hizo en la temporada pasada. Esto genera mucha ansiedad en el mundo del fútbol, porque puede que sus goles dejen de verse a lo largo de la siguiente temporada.

El Fútbol Club Barcelona, ha sido más que astuto con este hecho, al no dar declaraciones directas, sacar su contrato en último momento. Afirma y refuerza el compromiso de Messi con el equipo que le dio la fama, prestigio y admiración de toda una fanaticada que lo sigue. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page