Más

Miembros del comité que tienen la última palabra sobre la eutanasia pueden no ser contrarios | sociedad

La cuestión no resuelta del uso de la eutanasia comienza a atascarse. El Ministerio de Salud y el Comité Interregional de Salud con representantes de la Zona Autónoma aprobaron el Manual de Buenas Prácticas para la Eutanasia, que resolvió algunas de las inconsistencias en las normas. Por servirnos de un ejemplo, de qué manera el médico es responsable del proceso de selección o qué fármacos se utilizan para la eutanasia. Además de esto, el manual detalla los permisos de cada participante en el pleito, comenzando por la Comisión Autónoma de Examen y Evaluación, antes de que se les solicite la eutanasia, tienen una última frase: sus integrantes no tienen la posibilidad de ser contrarios de conciencia. Instituciones sociales como “el derecho a fallecer con dignidad” van mucho más allí y requieren que ningún integrante del comité se pronuncie en oposición a la eutanasia.

Mucho más información

La ley de eutanasia entró en vigor el 25 de junio. A partir de ese momento, cualquier persona que cumpla con los requisitos de la regla es mayor de edad, en plena autoridad, dificultosamente enferma, insanable o dificultosamente enferma, incluso? ? ? ? Puede soliciar ayuda y morir. Pero la ley se ha publicado a las calles con la infraestructura operativa de las prefecturas autónomas de Halbernaturgas; ciertos ayuntamientos aún no han desarrollado comités de seguridad y evaluación. Y aún quedan por despejar muchas dudas técnicas. Durante las últimas un par de semanas, el Departamento de Salud ha acelerado la finalización del documento propuesto para saber si los pacientes tienen pleno derecho a solicitar la eutanasia, junto con una guía de mejores prácticas.

Aquí están las claves para las funciones comerciales, los pasos del proceso y los servicios.

Expertos en salud. El manual tiene dentro las funcionalidades de cada participante que participará en el procedimiento de eutanasia. La tarea principal del médico tratante es coordinar todo el proceso de eutanasia del paciente. El paciente elige, si es posible, calificar los documentos. Derivar a su médico a expertos de atención principal o al hospital. Si el médico elegido por el tolerante es objetor de conciencia o si el procedimiento no puede seguir por determinadas causas (por servirnos de un ejemplo, baja por enfermedad), el servicio de salud es quien se encarga de proporcionar al tolerante otro médico de referencia para la continuación del trámite. La forma y el período están fijados por ley.

Otra persona clave es el médico consultor, quien se encarga de investigar y verificar que el tolerante cumpla con los requisitos para la eutanasia. El médico ha de ser un individuo capacitada en el campo de la nosología que padece el paciente, pero que no forme una parte del equipo médico al cargo del médico, a fin de garantizar una evaluación externa calificada por el solicitante.

El manual también menciona al equipo médico, todos ellos expertos que brindan continuidad en la atención a lo largo del proceso de petición y prestación de servicios.

Comité de Garantías. Entre las claves primordiales del manual es que los miembros de la agencia tienen que revisar todas y cada una de las peticiones de eutanasia y tomar una resolución final para apoyar o desaprobar el beneficio y no ir en contra de la ley. Esta es una demanda de las compañías para apoyar firmemente la ley; en el caso de DMD, la afirmación va más allí y asume que no demostraron previamente una violación de la regla. En último término, la demanda es siempre, no deberían, convertirse en opositores.

Sin comprender los nombres de todos y cada uno de los miembros de la comisión, Murcia construyó una voz criticando la ley: Aurelio Luna Maldonado, catedrático de medicina forense, en EL PA PAS firmó una interfaz contra la ley de eutanasia, aunque señaló claramente a este períodico un Hace unos días que no se encontraba en contra de la eutanasia y más bien “en oposición a la eutanasia” sino más bien “en oposición a la eutanasia” pues cree que esto no garantiza ningún beneficio. Es el último recurso tras unos buenos cuidados paliativos.

a ???? ¿No acompañaremos a la muerte?

Proceso de petición. El manual contiene todos y cada uno de los modelos de documentos que los pacientes llenan en las diferentes fases de la operación y los entregan a tiempo. Además, la Guía de Buenas Prácticas resalta la necesidad de que los solicitantes comprendan totalmente y también integren todos sus derechos (por servirnos de un ejemplo, si no están satisfechos con la resolución del médico o comité que tienen la posibilidad de pedir) y las elecciones a la eutanasia. primera solicitud de eutanasia, el desarrollo de aclaración que debe existir entre el médico tratante y el paciente es especialmente importante – la ley necesita que usted presente 2 peticiones por escrito cada 15 días – ????. “El desarrollo de consejería debe estimar percibir de manera activa y compasiva sus historias, causas, sentimientos y valores”, afirma el manual, y se recomienda que se aborden todos los problemas médicos y sicológicos, familiares, mentales y sociales, para garantizar que los pacientes actúen. de forma voluntaria. .

La ejecución del servicio. Una vez que el tolerante ha recibido la aprobación de todos los escenarios de control (médicos tratantes, consultores, clientes del servicio), los médicos remitentes y el equipo médico pueden empezar a ayudar a los lesionados. ? ? ? . Esta clase de eutanasia se puede efectuar de 2 formas: por el equipo médico o dando medicación al tolerante. En todos los casos, el tolerante debe decidir y convenir cuándo, dónde y de qué manera el médico y el profesional sanitario deben estar presentes durante todo el proceso. “El momento de la eutanasia debe estar preciso por la sutileza, prudencia y también relevancia del acto”, se refieren a los documentos aprobados por la Comisión Interterritorial.

El manual tiene dentro los medicamentos que se utilizan en los dos modos de administración y todos los factores técnicos que tienen que tenerse presente. Si el tolerante escoge que el servicio sea efectuado por el equipo médico, la recomendación en el documento de buenas prácticas es utilizar un fármaco mixto, empezando con midazolam intravenoso, para reducir la sensibilización del tolerante antes de la inducción. Entonces se administra lidocaína para aliviar el malestar que puede ocasionar la inyección de un agente inductor del coma. Ahora, se inyecta el agente inductor del coma propofol y, si el tolerante está en coma profundo, se gestionan bloqueadores neuromusculares (atracurio, cis-atracurio o rocuronio).

Si el tolerante escoge autoadministrarse (oral o intravenoso), el manual sugiere usar antieméticos primero para reducir el riesgo de vómitos. La deuxième étape consiste à prendre des médicaments contre le coma contenant du pentobarbital.Bien que le service de santé admet qu’il n’existe pas de médicaments à usage humain contenant du pentobarbital ou du sécobarbital en Espagne, il est impossible de les obtenir dans otro país. Los ingredientes se añaden apropiadamente para que «sea preciso realizar una solución oral», sugirió.

Conciencia en oposición a eso. La ley establece que los profesionales de la salud se niegan conscientemente a efectuar el servicio militar, es decir, el lugar de un registro de objetores en todos y cada autonomía. No obstante, el manual deja claro que estos son “derechos individuales y no colectivos” y por lo tanto no pueden ser ejercidos por ninguna agencia, centro, servicio o unidad. Asimismo, el archivo detalla que la objeción «ha de ser específica y debe referirse a ciertas medidas de eutanasia», es decir que no puede ampliarse para incluir los cuidados que necesita de los cuidados ordinarios. En efecto, según el manual, el alcance de la objeción se limita al procedimiento que debe continuar el médico tratante al pedir la eutanasia y prestar el servicio él mismo.

El manual asume que los expertos médicos y de enfermería, los médicos causantes y los contrarios u otros profesionales comprometidos en el proceso final de prescripción o administración y adquisición de medicamentos tienen la posibilidad de ponerse en contra. En caso afirmativo, ¿puede el farmacéutico objetar la formulación primordial de un fármaco utilizado para la eutanasia y en la fabricación del kit de fármacos?

El centro de salud precisa entender quién es el objetor para ordenar el servicio y garantizar que se proporcione, pero el manual detalla que los expertos que aseguran ser objetores no han de ser discriminados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
You cannot copy content of this page