Más

Moreno Bonilla eleva la tensión con Génova por la pugna orgánica | España

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno (izquierda), junto a el Hermano Mayor de la Hermandad de Triana, Sergio Sopeña Carriazo (derecha), durante la visita a la Capilla de los Marineros. Sevilla (Andalucía, España), a 29 de marzo 2021.María José López / Europa Press

Lejos de amainar, la tensión va en aumento entre una de las principales baronías del PP, la de Andalucía, y la dirección nacional de Pablo Casado. El motivo de la discrepancia, que no se oculta y ya es a tumba abierta, es la batalla orgánica por los congresos provinciales del partido, que ha abierto en canal al PP en Sevilla este pasado fin de semana. El presidente andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla, se quejó este lunes en público del “mal ejemplo” que ha dado el PP en el cónclave provincial, y mostró su malestar porque Génova trate de meter mano orgánicamente en su territorio. “Las estructuras territoriales somos muy importantes, no somos atrezo”, clamó Moreno.

La frase, a la que Génova restó importancia, desvela el enfado en el PP andaluz porque la dirección nacional promoviera a un candidato alternativo al de la dirección regional en el congreso de Sevilla. El presidente de la Junta plantó este sábado al secretario general del PP, Teodoro García Egea, en la clausura del cónclave andaluz en protesta por la elección de la candidata oficial, Virginia Pérez, plagada de denuncias por irregularidades democráticas. Pérez arrasó a su rival, Juan Ávila, el candidato del PP andaluz, con el 93% de los votos de los compromisarios, pero la disputa no ha terminado y este llevará el caso a los tribunales. La ausencia de Moreno Bonilla en Sevilla molestó a la dirección nacional, que se pregunta “cómo un presidente de la Junta da la espalda a una provincia” y describe la actitud de Moreno Bonilla como “un desaire a los afiliados sevillanos”, según fuentes de la cúpula.

El barón andaluz reconoció este lunes su disgusto por lo sucedido en el congreso de Sevilla, aunque tanto él como Pablo Casado insisten en privado y en público en que su relación personal es muy buena. A pesar de ello, la tensión es más que evidente. “Lo que se ha trasladado este fin de semana no es edificante”, consideró ayer Moreno Bonilla, y subrayó que él está dedicado “el 99% del tiempo a vacunar” y no quiere “perder el tiempo”. El PP andaluz había pedido a Génova posponer los congresos provinciales a que pasara lo peor de la pandemia, pero la dirección nacional considera que no podían esperar y mantiene la “hoja de ruta marcada”. Según esta, en agosto tienen que haberse celebrado todos los congresos provinciales, incluidos los cuatro que faltan en Andalucía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page