Más

Nadal ha llegado a la final de la Abierta de Australia

MADRID, 28 de enero (EUROPA PRESS) –

6-3, 6-2, 3-6 y 6-3.

El jugador balear jugará su sexta final en Melbourne en busca de su segundo título tras el logrado en 2009 después de desaparecer del Roma en casi tres horas de un encuentro que dominó con mucha seguridad hasta el último tramo del tercer parcial, momento en el que su rival despertó y ofreció su versión más para complicar las cosas.

Sin embargo, el ganador de 20 ‘grandes’ supo aguantar aferrado a su servicio y esperó pacientemente a que apareció su oportunidad al resto que no desperdició para conseguir una rotura clave y llevarse el pase a la final donde se medirá al ganador del duelo entre el El ruso Daniil Medvedev y el griego Stefanos Tsitsipas, sus ultimos obstáculos para intencionar hacer historia en la que será su vigesimonovena final de ‘Grand Slam’.

Nadal jugó un gran partido, seguramente el mejor de toda su andadura en el torneo, sólo empañado por el despiste del tercer set, al que sacó un gran rédito un Berrettini que mejoró ostensiblemente tras haber sido desactivado en los dos primeros de forma clara y ser imposible de encontrar sus mejores tenis.

El Italiano, al que le favorecía inicialmente jugar con la Rod Laver Arena techada por la lluvia, no fue capaz de inquietar al español en esas dos mangas iniciales, donde fue víctima de la solidez y táctica del balear, que castigó continue su revés a dos manos, con el que terminó acumulando 19 errores no forzados desde el fondo de pista.

Además, ni su poderoso ‘drive’ ni su saque le ayudaron hasta pasado el tercer parcial y el encuentro transitó por donde quiso casi siempre un Nadal, en su versión de grandes citas y con apenas errores en los dos primeros sets (7 de los 19 A tararear).

El campeon de 2009 se mostro muy fino y recuperado del esfuerzo de los cuartos de final ante el canadiense Denis Shapovalov y los efectos que le utilizo un golpe de calor. Con sus piernas con energía y su saque, ‘drive’ y, sobre todo, su revés a dos manos cruzadas funcionando, parecía que no tenía problemas para metros en la final.

Nadal rompió a las Primeras de Cambio en Los Dos Primeros Sets y Sin of Recer Apenas Resquicios con el Service se Puso Dos Sets arriba antes de la hora y media de partido.

Todo parecía bien encaminado para el tenista español cuando el italiano consiguió asentarse mucho más en la pista.

BERRETTINI APRIETA, NADAL AGUANTA

El séptimo cabezal de serie pudo apretar y que el contador de errores no forzados de su oponente estaban subiendo paulatinamente, pero aún le faltaba hacer algo más de daño al resto. en el juego de octavo. El de Manacor perdió su servicio y el romano no lo desaprovechó para cerrar el set y coger fuerzas.

Berrettini creció en la Rod Laver Arena y ofreció las credenciales que le han llevado a coarse con los mejores del mundo.

Nadal aguantó pese a que el partido se empinaba a la espera de que el italiano bajase algo el nivel. Yesto sucedió en el octavo juego, con dos errores con el ‘drive’ y unas bolas de ‘break’ que el balear, que no habia ganado ni un punto al resto en los últimos cinco servicios de su rival, no desperdició para romper y poner rumbo al sueño del vigesimoprimer ‘grande’ y de agrandar su leyenda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
You cannot copy content of this page