Más

Noticias españolas hoy: mucho escándalo español: empresarios que usaron contratos falsos de EPI para comprar Lamborghini

Fecha de publicación: 04/11/2022

Los socialistas habrían defraudado varios millones de euros facilitando astutos test de Covid y material sanitario

Los nombres de Luis Medina y Alberto Luceno, hasta ahora inéditos empresarios, saltaron a la palestra española la semana pasada después de que se conociera que habían defraudado más de 6 millones de euros al Ayuntamiento de Madrid suministrando EPI defectuosos en pleno coronavirus pandemia.

Fingiendo ser proveedores acreditados de equipos médicos y sanitarios, los estafadores proporcionaron guantes que apenas llegaban a la muñeca, y de las 250.000 pruebas que entregaron, solo 75.000 tenían un nivel aceptable de sensibilidad. Entre ellos, la pareja cobra más del 148% del valor minorista real del equipo inteligente.

Además de poner en riesgo a innumerables personas en lo peor de la crisis de salud, el lujoso estilo de vida del estafador ha causado la mayor indignación; el tribunal escuchó que los dos habían comprado Lamborghinis de alta calidad, bienes raíces e incluso un yate con sus ganancias ilícitas, y pasaron una semana en un hotel de lujo en Marbella, que cobra 6.000 euros por noche.

Luis Medina, de 41 años, es en realidad hijo del difunto duque de Feria, y los sevillanos se criaron en una de las familias aristocráticas más importantes de España, Medinaceli.

Alberto Luceno viene de un comienzo más humilde; fue vicepresidente de la Asociación Española de Empresarios (AEEN) y socio de la Escuela Europea de Dirección y Empresa (EUDE), a la que se vinculó con la supuesta financiación ilegal del PP de Madrid. Irónicamente, durante el juicio en su contra, los fiscales citaron un video en las redes sociales en el que el empresario aseguraba estar «movido por el deseo de cooperar en la lucha contra la pandemia».

Y no son sólo los madrileños los que engañan a los estafadores. Según fuentes oficiales, Luceno estafó a su amigo Medina con unos 5,1 millones de euros, que ocultó en una cuenta privada y luego se compró una casa por 1,1 millones de euros y un Lamborghini Huracan Evo Spider por 299.999 euros.

La pareja ahora enfrenta delitos como estafa, falsificación y lavado de dinero.

Imagen: Wikimedia Commons

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
You cannot copy content of this page