Tenerife, Gran Canaria y Fuerteventura han recibido nuevas medidas especiales en un intento por contener la propagación del coronavirus.

El Gobierno de Canarias ha
introdujo nuevas medidas preventivas para las tres islas con efecto a partir de marzo
15.

Las nuevas reglas se describen como “específicas
y medidas temporales para contener la propagación de infecciones causadas por el SARS
-CoV-2 ″ y sería “modificado o cancelado si el
situación en cada una de las islas así lo aconseja ”.

Las islas tendrán un toque de queda más estricto para
limitar la libertad de movimiento de las personas por la noche, con restricciones a partir de las 22:00 horas
a las 6 a. m. (en lugar de las 11 p. m. a las 6 a. m.) a menos que sea por motivos específicos.

El número máximo de personas muertas en
reuniones familiares y sociales, en espacios de uso público y privado, cerrados o
al aire libre, también se fija en cuatro, salvo en el caso de convivientes.

En el ámbito de la hostelería y la restauración,
las terrazas exteriores estarán al 50 por ciento de su capacidad, mientras que las
la capacidad también será del 50 por ciento. El número de comensales por mesa puede no
exceder de cuatro, solo dos personas pueden sentarse juntas en el bar y el
cierre del establecimiento, incluido el servicio de recogida en el local y
Entrega a domicilio, debe ser antes de las 22h. Están prohibidos los buffets o el autoservicio.

Actividades turísticas, así como infantiles y
campamentos juveniles, se reducen a 20 personas incluido el monitor, y serán
separados en grupos de cuatro personas.

Las playas también se ven afectadas por este decreto.
La capacidad cae al 50% de ocupación y los grupos de personas juntos que no lo hacen
vivir juntos serán cuatro o menos.

El gobierno de Canarias dice que estas medidas son
adicional a la serie de otras regulaciones aún vigentes en todos los
islas.

Están siendo introducidos siguiendo un
aumento de los casos que los jefes de salud atribuyen a Navidad y Año Nuevo
celebraciones, así como carnavales a los que se les permitió continuar, particularmente
en febrero.

Cifras de coronavirus en Tenerife en particular
han estado aumentando, disminuyendo y luego aumentando de nuevo durante los últimos meses y
las islas han estado en diferentes niveles de alerta.

El domingo, el Ministerio de Salud confirmó
151 nuevos casos de coronavirus COVID-19 y una muerte más.

La incidencia acumulada a los siete días en el
Canarias se sitúa en 62,88 casos por 100.000 habitantes y a 14 días en
118,51 casos por 100.000 habitantes.

Por islas, Tenerife sumó 69 casos con un
total de 18.221 casos acumulados, con 2.255 aún activos; Gran Canaria tiene
17.817 casos acumulados, 73 más que el día anterior y 1.885 activos. Lanzarote
agregó un nuevo caso con 4.520 acumulados y 81 epidemiológicamente activos;
Fuerteventura tiene 1.824 casos acumulados con siete casos más que el
día anterior y 295 activos. La Palma agregó un nuevo caso y se sitúa en 442
acumulados y 29 casos activos; El Hierro no registró ningún caso, manteniéndose
su acumulado en 298 y no hubo nuevos casos en La Gomera.

Hasta la fecha, se han realizado un total de 911.966 pruebas de PCR.
llevado a cabo en las islas.

Los hoteleros dicen que están desesperados por obtener
ha comenzado la temporada turística y hemos lanzado una nueva campaña para advertir
“Situación crítica” y pidiendo más ayuda financiera para
“Empresas turísticas ahogadas”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page