Reciben en la guarida donde planean y editan sus vídeos de los viernes, seguidos por una legión de coetáneos que los aguardan con impaciencia y se pasan luego el encontrar comentando en redes los detalles del espécimen milenial diseccionado al milímetro en pantalla. La leonera de Pantomima Full no defrauda. Barra de bar, botellas de espirituosos, copas, limones y limas que empezaron siendo decorativas y acabaron siendo operativas, y un póster XXL de piscinas y palmeras a juego con las camisas de los anfitriones. Todo muy pantomimable. Me da, sin embargo, que Alberto Casado y Roberto Bodegas son dos tipos bastante más serios de lo que pretenden. O igual son cosas mías de boomer trasnochada.

¿Ustedes qué es lo que hacen?

Alberto (A): Uf, no sabría definirlo.

Roberto (R): Hombre, yo soy humorista. Pero si te refieres a Pantomima, lo que hacemos son vídeos chorra riéndonos de gente que se pone muy pesada con sus brasas, su afición, su profesión. De esa gente que se flipa y centra su personalidad en lo que hace o dice que hace y no en lo que es.

Quizá el trabajo o la afición sean sustitutivos de otras cosas que no tienen.

R: Creo que tiene que ver con tratar de encajar. Por ejemplo, nosotros tenemos 38 y 37 años, nuestro público entre 25 y 40, y estamos en ese momento en que igual tus amigos de siempre tienen su vida y tienes que buscarte algo. Y te metes a crossfit, o al veganismo, o a catar vinos. Tiene que ver también con querer socializar y seguir en la ola.

¿No será que estamos muy solos?

R: No necesariamente, pero sí que hay quien está solo, aunque esté rodeado de gente, y a nosotros, ese bajoncillo nos hace mucha gracia. Nos gusta sacar el loserismo de esa gente que intenta ir de triunfadora, porque entiende de vinos, por ejemplo, cuando son unos putos perdedores, como yo, vamos: todos somos unos perdedores.

¿La vieja lírica del perdedor?

A: En el fondo todos tenemos un punto de soledad y loserismo. Y los vídeos son un poco eso: mostrar que al final todos intentamos molar en este mundo que tenemos, cada uno con sus mierdas, para tapar toda esa inseguridad.

¿Cuántas veces les llaman peterpanes?

A: A la cara no, porque nos movemos con otros. ¿Cómo nos va a llamar eso un tío con gorra, unas Vans y un patinar, qué dices, hijo de puta, si estamos en la misma mierda?

¿A qué edad se es adulto?

R: Todo lo que suene a ser adulto, como tu padre, me da bajón. Siento que no estoy preparado para la vida adulta. Ir a una gestoría… Mira, tengo casi 40 años y soy un puto inepto y, sí, hay un punto ahí de menos vino y menos pádel y más aprender a desenvolverte en la vida.

A: Soy consciente de que soy adulto, pero ni me considero como tal ni me apetece serlo. Yo creo que ambos nos metemos en el concepto ‘chavales’, aunque sea iluso.

¿De qué fuentes beben para crear a sus personajes?

R: Del entorno, de las redes sociales, de los colegas. La mayoría de los personajes tienen nombre y apellidos

¿A tanta fauna conocen?

A: Joder, a bastante, y luego es verdad que pones la oreja en los sitios y coges cosas. Intentamos comprender a los personajes, darles cierta realidad. Un pijo no habla solo con el “o sea”, es más sutil que todo eso.

R: Es coger el aire del personaje, su tono, su actitud, cómo visten, que sea verosímil.

¿Se consideran algo así como cronistas de su época?

R: Uf, yo es que oigo “cronista” y automáticamente pienso en hacer un vídeo titulado Cronista.

¿Y para cuándo el de Tronista?

A: ¿Ves? De un vídeo sale otro. El de Tronista te rapas y te tatúas y ya casi lo tienes.

¿Cuál es el comentario más común que reciben sus vídeos en redes?

A: “Qué cabrones sois”.

R: Esa y “sí, soy”, “yo soy ese”.

Cuando se les ofende alguien, o un colectivo en pleno, ¿piensan aquello de quien se pica, etcétera?

A: Nos pasó con el vídeo de Poliamoroso. Me flipó que provocase cierta indignación, y más en un ambiente tan, digamos, tolerante. Pero se ve que hay entornos en que se ríen menos de ellos mismos, es curioso. Luego no dejan de ser 20 personas en Twitter. Hay carritos que se plantean su mañana con el gran plan de crear una controversia en Twitter.

¿Ustedes también tendrían chicha para un vídeo de los suyos?

R: Claro, cualquiera podría devolvernos la hostia a gusto.

A: Nosotros hemos sido y somos unos brasas con mil mierdas: los festivales, por ejemplo.

R: Bueno, y tú, Alberto, tuviste que dejar de correr cuando hicimos el vídeo del corredor.

A: Sí, yo salía a correr al Retiro, pero empezaron a reconocerme y al final había como un cachondeo de los corredores del Retiro viendo correr al cabrón del vídeo del corredor del Retiro. Y yo, en plan, me cago en la puta. Tanto, que lo tuve que dejar.

¿Y yo, tendría un pantomima?

R: Sí, yo te he visto ahí cositas. Uno de periodista intensa, un poco Jesúsquinteresca, con un puntito Anotar. Un poco “a mí no me des una notita de mierda, a mí dame 20.000 caracteres, que me explaye”.

Qué cabrones. ¿Rollo Señora periodista?

R: Bueno, señora, señora no. Eso sería si hubieses venido con un plumas verde, una cadena de oro y unas Airmax naranja a tus años: ‘dónde va la señora esta’, hubiéramos pensado. Pero, como has venido coherente, yo creo que entrarías más en el concepto “tía”. Sí, “la tía de EL PAÍS”.

Gracias, supongo. Su último vídeo, por ejemplo, se titulaba Escritor, en masculino. Al ser ustedes varones, ¿se pierden la oportunidad de retratar el vasto universo de mujeres brasas?

R: Bueno, aunque somos dos tíos, intentamos hacer los vídeos con una vocación unisex. De hecho, el 45% de quienes nos responden “qué cabrones” o “sí, soy”, son mujeres. Y respecto al vídeo de Escritor, hay algunas tías que podrían encajar perfectamente en ese rollo canallita. Pero hay algunos perfiles que son intrínsecamente tíos, claro.

Y a ustedes ¿cuánto queda para que se les pase definitivamente el arroz?

A: Estamos al puto límite.

R: Nos queda poco para ser como el señor Burns de Los Simpson, ahí con la gorra. Será el momento en que, si para entonces nos queda un amigo, nos diga: parad de una puta vez, cabrones.

Puedes seguir EL PAÍS TELEVISIÓN en Gorjeo o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page