Actualidad

Pedro Sánchez reforma el Ministerio de Justicia tras abrasar bombas de munición y tensar las relaciones con el CGPJ

Poner al día

Juan Carlos Campo ha dado paso a la presidenta del Senado, Pilar Llop, quien también es una jueza profesional que encara óbices en la renovación del sistema judicial.

Hasta la actualidad, el comportamiento del ministro en los últimos díasMariscalINFOTOTAL
  • El Tribunal El ministro Campo defendió en el Congreso en 2017 la limitación de indultos y la prohibición de indultos en casos de corrupción
  • lata Crisis de gobierno: ¿quién se fue, quién se incorporó al nuevo ejecutivo de Sánchez?

Al parecer, el indulto del líder independentista, recientemente condenado por sedición por la Corte Suprema, va a marcar los vaivenes del gobierno de Pedro Sánchez. Antes de eso, no había pensado en llevar a cabo su reforma administrativa, pero había esperado el hipotético saludo de agradecimiento a los nacionalistas, El valor por la satisfacción de sus socios ERC Él va a pagar el precio. De ahí que Juan Carlos Campo fue destituido de su cargo en el Ministerio de Justicia durante la reorganización de gobierno anunciada por Sánchez, y fue él quien firmó el indulto un año y seis meses tras su nombramiento.

Campo ha hecho campaña por medidas de indulto durante los últimos meses, intentando de argumentar sus provecho no solo al gobierno sino asimismo al país que la gente recordará. Hace algunas semanas, el entonces ministro declaró: “Perdonar no es olvidar. Perdonar es darte otra ocasión para llevarlo a cabo mejor. Volvió a charlar de «reconciliación y reunificación» separatistas. Los documentos producidos por su ministerio son Facilitación de indultos parciales del gobierno Para los nueve condenados, estaban involucrados en instituciones públicas que “garantizan la libertad y la convivencia pacífica”.

Pero aun sin el perdón, el Departamento de Justicia no será una combinación simple para su sucesora, la presidenta del Senado Pilar Lopp. El nacionalismo exigirá reformas a la ley penal para hacer más simple la represión del delito de incitación al odio y brindar resoluciones a los refugiados. tal que: El expresidente Carles Puigdemont o la jefa de ERC Marta Rovira.

Modernización fallida

Como Campo, Llop es árbitro de carrera. En su caso, las cuestiones de género fueron abordadas particularmente por Pedro Sánchez (Pedro Sánchez), quien encabeza tribunales profesionales y es Representante del gobierno sobre crueldad de géneroDejó ese cargo y pasó a ser representante del PSOE en el Parlamento de La capital de españa, lugar desde donde ascendió al Senado mediante nombramientos autonómicos.

Otro tema central de su futura cartera va a ser la renovación del acuerdo del Consejo del Tribunal. Campo confió en su profundo conocimiento del Concilio – charla realmente bien – y en su espíritu negociador, y llegó al ministerio con esta labor principal.

Después de año y medio en este puesto, sigue igual, pero peor al tiempo. También pues el trato aún no se ha cerrado, aunque Campo ha asegurado en repetidas ocasiones que el trato con su contrincante negociador Enrique López en el PP ha terminado. Sin embargo, las persistentes tensiones políticas entre los 2 partidos principales impidieron su fin.

Y su situación es peor pues el gobierno intenta apretar al PP a fin de que llegue a un acuerdo, lo que pone tensa las relaciones con el CGPJ y los jueces generales. El gobierno lo privó de su capacidad para nombrar diputados. Más esencial aún, conminó (la UE finalmente lo cerró) con actualizarlo con seriedad, aseverando que sería suficiente tener una mayoría absoluta en la Cámara en vez de las tres quintas partes actuales.

Llop no es miembro del CGPJ como Campo, pero lo sabe desde dentro. Durante 4 años se desempeñó como abogada en el Gabinete Técnico del Consejo, como Jefa de la Sección de Observación de Crueldad Doméstica y de Género y como Asesora del Comité de Igualdad de Ocasiones.

Más allá de que Llop tiene razón en el tema de la renovación, es un tema intensamente arraigado que está más allá del alcance de los gobernantes de justicia de todos y cada uno de los lados.

resignación

Campo lo dejó con una extendida lista de tareas en curso. El ministro saliente llegó a llevar a cabo la reforma judicial más ambiciosa de los últimos años, que tenía como propósito cambiar principalmente el desarrollo penal. Llop debe seguir reemplazando el código procesal penal por otra disposición y encomendar la investigación al Ministerio Público. Esta es una labor en un largo plazo y, si se incorpora, se puede llenar.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (Pedro Sánchez), confirmó ayer durante su comparecencia que Lope, como representante del Senado, «luce por su gentileza y su conciencia institucional». Recordó que fue juez de profesión y elogió «haber probado siempre y en todo momento un compromiso feminista de la sociedad civil y responsabilidades diferentes».

Sánchez eligió a Llop una vez que el juez de licencia terminaba de terminar, lo que, según la oposición, fue de mucha ayuda para el gobierno. Como presidenta del Senado, decidió abolir la votación sobre una enmienda que reducía el IVA para los peluqueros del 21% al 10%, lo que iba en contra de la voluntad del ejecutivo.

El PP vio esto como un «ataque sin precedentes a la democracia» y le pidió que dimitiera. También exigió que Sánchez «no nombre más a Loop para la presidencia», dejando claro que su bienvenida al banquillo no será del todo entusiasta. Esto no parece atemorizar a los ministros. En los músculos pectorales: Llop respondió a su renuncia, diciendo que debe utilizar «con valentía» las reglas de la Cámara de los Lores.

Según regla

Plan de seguridad

entender mas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
You cannot copy content of this page