Política

Putin afirma que los buques de guerra británicos cerca de Crimea desean probar la respuesta militar de Rusia

En el mes de febrero de 2021, Josep Borrell Fontelles depositó flores en el puente en el que fue ejecutado Boris Nemtsov

Tras un animado debate de los presidentes del Consejo Europeo de la Unión Europea sobre las relaciones entre la UE y Rusia la semana pasada, El Prominente Representante de la UE, Josep Borrell (Josep Borrell), escribe un artículo sobre de qué forma debería reaccionar la UE ante Rusia.

Las relaciones con Rusia se han deteriorado sensiblemente en los últimos tiempos. Rusia bajo el presidente Putin se mantuvo ajeno de Europa gracias a decisiones conscientes en la política interior y exterior. Esperamos que estas opciones sean distintas, pero debemos aprovechar esta realidad y la posibilidad de que las relaciones UE-Rusia aun se deterioren. Al tiempo, compartimos un conjunto de naciones con Rusia que sigue siendo un actor importante en muchos sentidos. En consecuencia, no disponemos más antídoto que formular un enfoque razonado, equilibrado y estratégico.

En la cumbre, todos los líderes de la UE expresaron su determinación «Un enfoque europeo unificado, sostenible y estratégico basado en cinco principios rectores‘.Estas Cinco principios El Consejo de Seguridad se creó en 2016 tras el estallido del enfrentamiento en Ucrania y sus aledaños y nos ha estado guiando desde ese momento. De hecho, los Jefes de Estado o de Gobierno nos han pedido al Consejo de Seguridad, al Comité ya mí, como altos funcionarios, que prosigamos aplicando de forma plena estas sugerencias.

En el contexto general de los Cinco, el Comité y yo proponemos que nuestra política hacia Rusia se formule en tres direcciones principales para hacerla más alcanzable: contraataque, moderación y contacto. ¿Qué significa?

Primero, debemos resistir la violación deliberada del derecho internacional por parte de Rusia. En nuestros países miembros y nuestros países vecinos y seguir defendiendo los valores democráticos. Estas cuestiones conciernen de manera directa a todos los Estados miembros de las ONU, la OSCE y el Consejo de Europa y no conciernen exclusivamente a los temas internos de un país.

La contestación asimismo significa que debemos seguir apoyando a Ucrania y su integridad territorial, soberanía y también independencia. También incluye proseguir pidiendo a Rusia a asumir sus responsabilidades y también llevar a cabo el Acuerdo de Minsk. Continuaremos presionando a Rusia para que no coopere en los sacrificios de todo el mundo para llevar a cabo justicia a las víctimas del accidente del MH17 en Ucrania.

“La coalición en sí debe volverse mucho más fuerte, mucho más resistente y mucho más cohesiva. La primera forma de cohesión es proteger la unidad de nuestros Estados integrantes.

Seguidamente, debemos frenar los intentos de Rusia de socavar la UE.La coalición en sí debe volverse más fuerte, mucho más fuerte y mucho más cohesiva. La primera forma de cohesión es mantener la unidad de objetivos entre nuestros Estados integrantes. Si los estados miembros acuerdan una posición común en Bruselas, pero vuelven a sus respectivas capitales y siguen una política bilateral diferente, la situación estable de la UE sobre Rusia proseguirá siendo un caparazón.

Necesitamos trabajar en estrecha colaboración con socios de ideas afines para utilizar absolutamente la legislación de la UE y emprender los delitos que se producen en Rusia, incluidos los ciberataques. La UE debe desarrollar sus capacidades de ciberseguridad y defensa, tal como sus capacidades de comunicación estratégica, acentuando su trabajo sobre la manipulación de información extranjera y falsa. Asimismo debemos intensificar la lucha contra la corrupción y el blanqueo de capitales y llevar a cabo más con transparencia las fuentes y los propósitos de este dinero que entra y sale de Rusia.

«Cuanto mucho más éxito tienen los países de la Asociación Oriental en el proceso de reforma, más resilientes son y mejor tienen la posibilidad de soportar la presión o la interferencia rusa».

Otro aspecto de las políticas restrictivas es hacer mas fuerte la resiliencia de los países socios de la UE, especialmente los de la Asociación Oriental. Para esto, tienen que prosperar la gobernanza interna: luchar contra la corrupción, promover la independencia del poder judicial y asegurar las libertades escenciales. Cuanto mucho más éxito tienen en el proceso de reforma, mucho más flexibles se vuelven y mejor tienen la posibilidad de soportar la presión o la interferencia rusa. Como Unión Europea, continuaremos apoyando a los vecinos de Rusia para que ellos y sus ciudadanos logren determinar libremente su propio futuro.

3. El último pilar de nuestra relación con Rusia: comprometeRusia es un actor esencial en el ámbito mundial y ha aumentado su presencia política en muchas partes del mundo, incluso en países donde los intereses de la UE están amenazados: Libia, Afganistán, Nagorno-Karabaj y Siria son estudios de caso. También estoy pensando en el JCPOA sobre Van a ir: Rusia es parte del acuerdo y tenemos que regresar a encarrilarlo.

En ciertos asuntos mundiales, es de nuestra conveniencia trabajar con Rusia, puesto que dado que no se resuelvan estos inconvenientes nos afectará a todos. El más importante de ellos es el cambio climático, que por supuesto necesita cooperación, por servirnos de un ejemplo mediante la introducción de precios del dióxido de carbono en Rusia, la introducción de ETS o el avance del hidrógeno. La pandemia también destaca la necesidad de una colaboración global en salud pública. El virus no conoce fronteras, la frontera entre la UE y Rusia tiene más de 2.000 kilómetros de largo.

Es importante que prosigamos comprometidos con la sociedad civil y los ciudadanos rusos. Lo que estamos opinando es la resolución política del gobierno ruso, no del pueblo ruso. Por consiguiente, debemos fortalecer los intercambios culturales, particularmente ofreciendo mucho más posibilidades de visado para jóvenes, académicos u otros intercambios transfronterizos. Debemos continuar apoyando a la sociedad civil rusa y a los defensores de los derechos humanos, al tiempo que somos más flexibles y creativos.

Debate y resultados del Consejo Europeo: ¿qué prosigue?

El Consejo Europeo acordó un enfoque equilibrado. Anteriormente, Francia y Alemania se habían ofrecido en el último minuto a considerar el restablecimiento de una cima con Rusia (que no existía desde 2014) y había habido un acalorado enfrentamiento. Al final, discutiendo los pros y los contras, los jefes de Estado y de gobierno acordaron «examinar la forma y las condiciones del diálogo con Rusia».

“La política exterior hablamos de hablar con personas que están en su derecho a influir en lo que ocurre, incluidas aquellas que tienen profundas diferencias de opinión con nosotros. El propósito de este contacto es influir en acciones y pensamientos”.

Por mi parte, solo puedo ratificar mi deber de trabajar sobre esta base: solicitarle a Rusia que optimize su comportamiento en muchos temas y admitir que ha de estar dispuesta a participar.

La política exterior hablamos de hablar con personas que tienen derecho a influir en lo que sucede. El contacto con Rusia no es un lujo y mucho menos una concesión. Los competidores globales deben charlar con todos los participantes, incluidos aquellos que tienen serios desacuerdos con nosotros. El objetivo de esta participación es incidir en la acción y la reflexión.

Como todos sabemos, Rusia hoy en día no posee ningún interés en que la UE se transforme en un actor global. Pero no tienen la posibilidad de ignorarnos, ni debemos dejarles sacar provecho de nuestras diferencias o alentarlos. Al defender nuestros valores, los estados miembros de la UE tienen la posibilidad de tener diferencias tácticas, pero no hay diferencias fundamentales.

En las próximas semanas y meses, pilotaré las diferentes trayectorias identificadas por los ejecutivos:

Primero, significa trabajar duro para sostener la unidad de la UE, que es nuestro mayor activo en nuestras relaciones con Moscú.

Seguidamente, el Consejo de Europa solicita a la Comisión ya mí que propongamos mucho más medidas restrictivas caso de que Rusia continúe dispuesta para que nuestros estados miembros y países vecinos violen el derecho internacional.

En tercer rincón, el Consejo Europeo pidió a la comisión y Yo mismo para proponer opciones sobre temas como el clima y el medioambiente, la salud y la política exterior Podemos examinar las opciones de cooperación con Rusia. Asimismo discutió la importancia de los contactos civiles y la necesidad de continuar apoyando a la sociedad civil rusa.

“Las conclusiones del Consejo Europeo dan una dirección clara a nuestras relaciones con Rusia: si mantenemos la necesidad de canales de comunicación libres, debemos sostenernos firmes en el tema.

Resumiendo, las conclusiones del Consejo Europeo indican una dirección clara para nuestras relaciones con Rusia: si mantenemos la necesidad de canales de comunicación abiertos, debemos perseverar.

En el final del día, Rusia es nuestro mayor vecino. No se irá y no es muy probable que ocurra algún cambio político más adelante próximo que le realice cambiar drásticamente su comportamiento. La UE debe tener esto en cuenta y formular políticas para conseguir alguna forma de coexistencia, resguardar nuestros intereses y valores y eludir que la situación se agrave.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page