Más

¿Qué son los incendios de sexta generación, los cúmulos volcánicos y otras respuestas a los incendios de Sierra Bermeja?

Madrid, 13 de septiembre (versión) –

El incendio forestal de Sierra Bermeja, comunicado el pasado miércoles, ha cobrado la vida de un bombero, ha obligado a la deportación de cientos de personas en varias localidades malagueñas y ha asolado mucho más de 7.400 hectáreas de lote en lo que los expertos llaman un incendio de sexta generación.

Respondemos las cuestiones más usuales sobre este tipo de catastrofes.

¿Qué es el fuego de sexta generación?

Como describió Greenpeace en su informe «Protegiendo los bosques, protegiendo tu patria», los incendios de sexta generación son los que «liberan tanta energía para cambiar el tiempo local».
El medioambiente crea una tormenta. «

Hay grandes incendios «ocasionados por sequías extremas» y «secuelas del cambio climático». “Los bosques que quedan excluidos de la región climática son muy simples de abrasar. Estos incendios desprenden tanta energía que aparte de la atmósfera que les sirve, la consumen y la convierten en tormentas.
Fuego ”, ha dicho la organización ambiental.

SIERRA BERMEJA ¿Qué tan grande es el fuego?

La mayoría de los incendios en España son incendios de menos de 500 hectáreas. El año pasado se produjeron 7.745 incendios y se quemaron un total de 65.923,08 hectáreas, una media de 8,5 hectáreas por incendio, lo que está lejos de las mucho más de 7.400 hectáreas que han sido afectadas por el incendio de Sierra Bermeja.

Sin embargo, los especialistas avisan que están aumentando los incendios más enormes y destructivos. De los 10.905 incendios en 2019, solo 14 se clasificaron como incendios muy severos, pero solo representaron el 34% del área forestal perjudicada por los incendios de ese año. El mayor Vale Seco (Las Palmas) ardió a lo largo de 40 días y destrozó 8.498 hectáreas.

¿Qué llevar a cabo para detener la sexta generación de incendios?

En el informe del paisaje de incendios del año en curso, WWF advirtió sobre los efectos de los incendios de sexta generación. Estos incendios no se tienen la posibilidad de apagar y representan una emergencia social En los últimos años, el número de fallecidos se ha incrementado en un 276% en el mundo entero.

La organización mencionó que el área debe cambiarse a fin de que sea incombustible y evitar los efectos de decenas de miles de incendios forestales todos los años. La clave es volver a poner el paisaje mosaico y también integrar la estructura productiva con la protección de la biodiversidad y la contestación al cambio climático. Esto solo se puede poder restaurando los panoramas tradicionales usados por numerosos pastos, bosques bien manejados, cultivos extensivos y bosques originarios.

Que es la coca

El incendio de Sierra Bermeja provocó un cúmulo de fuego, una nube que se formó sobre la columna de humo, debido principalmente a la entrada de agua y energía generada durante los incendios. Técnicamente, lleva por nombre «Flamagenitus».

Según la NASA, este tipo de nube es por norma general el más peligroso pues puede hacer que el fuego se propague o cree novedosas fuentes de fuego al crear nubes de tormenta.

¿Cuántas personas trabajaron en tu extinción?

Cerca de 1.000 expertos están de guardia para extinguir y proteger a la población perjudicada por el incendio que afectó a más de 7.780 hectáreas de terreno en múltiples localidades.

Opinión experta

El catedrático de la Facultad de Málaga (UMA), José Damián Ruiz Sinoga (José Damián Ruiz Sinoga), aseguró que la vegetación mediterránea y la topografía del terreno fueron siempre «el último» excelente caldo de cultivo «para los incendios más complejos. de los últimos meses de la sequía. Tiempo.

Según explicó Ruiz Sinoga en un comunicado a Europa Press, el verano seco y el sol abundante en la Costa del Sol aumentaron la región comburente en el lado suroeste de la Serranía de Ronda.

Además, las clases de vegetación «pobremente resistentes al fuego» y las pendientes pronunciadas, que dificultan el acceso a los equipos de extinción de incendios, han desarrollado «situaciones particulares».

Ruiz Sinoga resaltó la relación entre velocidad y también intensidad de los incendios y advirtió sobre la importancia de la diferencia terminológica entre «carbonizado, quemado o quemado» para valorar adecuadamente la situación.

Con eso en mente, ha dicho: «Actualmente requerimos evitar una evaluación para no dar información negativa o incorrecta», ya que todavía vemos imágenes «calientes» y personas «poniendo en riesgo sus vidas».

«Parece una imprudencia expresar mi opinión en esta situación. Los agentes de Infoca tienen mucha experiencia y saben lo que están haciendo. Es hora de valorar lo sucedido», agregó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
You cannot copy content of this page