Más

Restricciones Semana Santa: Sanidad sondea a las comunidades para cerrar la actividad no esencial a las 20.00 en Semana Santa | Sociedad

A las puertas de la Semana Santa, las autoridades sanitarias está preocupadas por el aumento paulatino de la incidencia del coronavirus en España, la escalada de la pandemia en Europa y la proliferación de la variante británica, más contagiosa y letal. En el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) que se celebrará en la tarde de este miércoles, el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas debatirán ampliar las restricciones que ya hay acordadas para entrar en vigor el viernes 26 para tratar de contener una cuarta ola.

Más información

La ministra, Carolina Darias, ha estado en contacto estos días con los consejeros para sondear estas posibilidades. Fuentes autonómicas explican a EL PAÍS que se ha planteado adelantar el cierre de la actividad no esencial a las ocho de la tarde. Pero esto es algo que está pendiente de debatir, replican fuentes del ministerio, que insisten en que lo que se decida será de acuerdo a la cogobernanza que establece el estado de alarma y que las autonomías tienen margen para ser más restrictivas.

Esta medida está en las manos de las comunidades autónomas. También adelantar el toque de queda a las 22.00, tal y como fija el decreto de estado de alarma, una hora que ya rige en algunas. El CISNS acordó que en Semana Santa no iría más allá de las 23.00. Pero en ningún caso se podría adelantar a antes de las diez de la noche sin cambiar el decreto, algo que no está sobre la mesa, según las fuentes consultadas. El Tribunal Supremo ya tumbó la decisión que tomó en enero Castilla y León de adelantarlo a las 20.00.

Esta comunidad se ha mostrado favorable a la posibilidad de adelantar el cierre de la actividad no esencial a las 20.00. El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, ha defendido en Twitter que sería “una medida eficaz”. “El Gobierno tendrá nuestro apoyo si lo precisa, lo primero es evitar la cuarta ola y salvar vidas, no haremos política con esto”, ha zanjado.

El CISNS ya aprobó el pasado 10 de marzo un paquete de medidas, parte de obligado cumplimiento y parte en forma de recomendaciones, para el puente de San José y Semana Santa que contó con el acuerdo de todas las comunidades autónomas excepto Madrid, que votó en contra, y Cataluña, que se abstuvo. El acuerdo incluía el cierre perimetral de las comunidades autónomas entre el 26 de marzo al 9 de abril, imponer en todo el territorio un toque de queda que va entre las 23.00 y las 6.00 en esas fechas, aunque las comunidades pueden adelantarlo a las 22.00. En cuanto al número de personas que se pueden reunir, se limitarán a un máximo de cuatro en espacios públicos cerrados y seis en espacios públicos abiertos, salvo que se trate de convivientes. En espacios privados, las reuniones se limitarán a convivientes. Además, el CISNS recomendaba evitar eventos masivos “de cualquier índole” que impliquen “aglomeración o concentración de personas”. Madrid recurrió el cierre perimetral a la justicia, que falló en su contra.

Todas estas medidas entrarán en vigor el viernes, junto lo que se discuta este miércoles si se aprueba. El ministerio está especialmente preocupado por las comunidades con más incidencia, en un contexto en el que todavía queda mucha población vulnerable por vacunar y en el que las UCI de los hospitales siguen saturadas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page