El jueves, el candidato Pedro Castillo saludó a sus seguidores en la sede de su partido en Lima.Liz Tassa / Reuters

El movimiento político más tormentoso de la historia moderna del Perú tendrá un final adecuado. Según estadísticas casi definitivas, el maestro de escuela Pedro Castillo ganó las elecciones de este jueves por solo 63.000 votos. Pero su competidora, Keiko Fujimori, reclamó la cancelación de miles de votaciones, lo que puede revertir los resultados. Ambas partes se están preparando para una batalla legal que puede durar dos semanas y que intensificará aún más la presión sobre un país desgarrado por la polarización de la elección de dos líderes populistas.

Elecciones en Perú

El sistema electoral peruano utiliza luces y taquígrafos para contar los votos. Las actas de la reunión están disponibles en línea. Los observadores internacionales felicitaron al país por organizar una jornada electoral. La cuenta está ajustada y tengo un infarto. Se tarda medio minuto en resolver el asunto. Un conteo rápido, publicado inmediatamente después de la encuesta, confirmó el resultado final. Los dos candidatos prometieron respetar los resultados en ese momento, e incluso firmaron un compromiso democrático abierto a pesar de las sospechas que tenían. Cada uno tiene diferentes razones. Castillo se afilió a un partido marxista-leninista declarado, y Fujimori a veces defendió el gobierno autoritario de su padre Alberto Fujimori. En el momento crítico de la victoria de Castillo en las urnas, Keiko exigió la cancelación de 800 colegios electorales, algo inaudito en la democracia del país.

Fujimori recibió el apoyo del bufete de abogados más prestigioso de Lima, donde los candidatos conservadores recibieron un apoyo abrumador de la élite. En la actualidad, esta evidencia de sospecha de fraude no cumple con esta reputación. Ha planteado casos muy pequeños de defectos, como que la firma del encargado de mesa no concuerda con la firma de su cédula de identidad, o hay tres hermanos Puno en la misma casilla, lo cual está prohibido por ley. Se revelaron las identidades de estas tres personas. Los tres aseguraron que no eran familiares y que había cientos de personas con el mismo apellido en el lugar donde vivían. También se utilizan como evidencia de una conspiración planeada por el partido de Castillo —una organización regional caótica e improvisada con una jerarquía poco clara—: videos y fotos falsos que circulan en Internet. Expertos electorales consultados por este diario, como Fernando Tuesta, exjefe de la Oficina Nacional de Procedimiento Electoral, creen que no hay indicios de fraude.

La cancelación de esos votos solicitados por Fujimori significará la cancelación de la voluntad de toda la región de apoyar al candidato, el más pobre y más alejado de Lima. La candidata conservadora apeló para demostrar que obtuvo cero votos en algunos de estos lugares. Castillo pronunció un discurso contra la élite allí, que ha sido destruida. En algunas áreas, ha alcanzado el 90%. Evidentemente, la Doctrina Fujimori tiene poca influencia en el sur del país. El Jurado Nacional de Elecciones es la última institución en un sistema muy seguro, pospone el escrutinio de votos, tendrá la última palabra sobre el proceso que ya ha comenzado, según los expertos, esto puede demorar dos semanas.

En lo que respecta a Castillo, escuchó los consejos de dos famosos ex abogados Julio Arbizu y Ronald Gamarra. En su día, persiguieron al Viejo Fujimori y a su principal asesor Fladimiro Montesinos. Hoy están todos en prisión. El presidente argentino Alberto Fernández y otros exlíderes de izquierda latinoamericanos, como Lula da Silva y Dilma Rousseff, felicitaron a Castillo por su victoria. “Quiero rendir homenaje a los líderes políticos que vinieron a decirme ‘qué bien se está despertando la gente’. Este es el pueblo que logró este objetivo en la encuesta del 6 de junio ”, dijo desde el balcón de la sede del partido en Lima que aparecería allí todos los días para saludar a sus seguidores. Hay gente de todo el Perú.

Otros líderes no compartieron su victoria con tanto entusiasmo.Diecisiete ex presidentes iberoamericanos emitieron un comunicado solicitando Antes de que se resuelva el desafío, ningún candidato es declarado ganador.Entre los firmantes se encuentran José © María Aznar, Álvaro Uribe y Felipe Calderón. Pidieron a los candidatos que ayudaran a mantener a los ciudadanos en paz. Este es el miedo ante estas dos semanas de incertidumbre, aumentan los seguidores y las tensiones en la calle.

Susk a comunicación INFOTOTALAmérica y recibe todas las claves de información de la hora actual en la zona

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page