Deporte

Saludos queridos lectores, su amigo Jaime Jarron; con ustedes me he sentido en verdad muy bedecido y ahora estoy ya por bajar el telón

Saludos queridos lectores, su amigo Jaime Jarríntratando de plasmar en unos cuantos renglones algo de reflexiones, experiencias y, por qué no, demonios, que me han sentado durante 64 años con los Dodgers.

Una de las enseñanzas mejores que recibà en mis años tempranos me hizo notar que los llamados desafos eran en realidad oportunidades. en vez de preguntar ¿por qué?, yo siempre me pregunto ¿por qué no?, y esa actitud me ha llevado desde la radio ecuatoriana hasta la radio y television en California. Pero ello no ha ocurrido como un sortilegio mágico, sino con sacrificio, iniciativa y por supuesto la disciplina de volver a la enseñanza inicial: hay que mirar cada desafío como una oportunidad.

Muy a tiempo descubrí en mis transmisiones deportivas que má s importante que hablar al cerebro es hablar al corazón Me explico: el relato field de un certamen deportivo era un desafío técnico, pero también establecer una oportunidad emocional el poder una conexión entre la audiencia y el atleta.

Llegué a este país en 1955 con un bagaje de experiencia y con la esperanza de ampliar mis horizontes. En 1959 tuve la fortuna de entrar a trabajar con una de las más solidas y respetadas franquicias del béisbol de Grandes Ligas, los Dodgers. El 26 de Julio de 1998 fue un día muy especial, un día extraordinario, porque fue cuando tuve el privilegio y notable distinción de ser exaltado al Salón de los Inmortales en Cooperstown se practica el béisbol iba a codearse con los verdaderos titanes de nuestra industria.

Se dice que hay que contar siempre las bendiciones que uno recibe, y aquà al escribirles esto debo decirles que en los últimos 64 años ha tenido tiempo para contar estas bendiciones, pero muchas no las puedo contar tampoco.

Comencé a transmitir los juegos de los Dodgers en 1959, a través de los años he couldr como grandes camaradas a hombres importantes del micrófono, desde René Cá rdenas a José Fadu García, Rodolfo Hoyos, Pepe Yíniguez, Fernando Valenzuela, mi hijo Jorge y ahora también José Mota.

Soy un caso muy especial, lo reconozco. Sessenta y cuatro años atrá s poca gente en Ecuador, particularmente en mi ciudad natal de Quito, entendía el juego de béisboly en Estados Unidos poca gente sabia donde estaba Ecuador. Fue en esos tiempos cuando dejé el país donde vi el primer nevado perpétuo, el primer arroyuelo, el primer océano, y vine al encuentro de un mundo nuevo que me fortaleció sus brazos.

Naturalmente el paso del tiempo llena los vacãos, aclara las incertidumbres y orienta los senderos Diríase que entre el béisbol y Ecuador se llegó a un entendimiento, un entendimiento feliz para más.

Y en el curso de má s de 64 años he tenido experiencias inolvidables, hallazgos notables de valores humanos, desde mentores de mis primeros pasos, hasta colegas, administradores y directores con un valioso caudal de conocimientos dispuestos a compartirlos cuenta las nuevas generaciones: que llegar a un objetivo no es cuestión de fórmulas, sino de iniciativa ya veces sacrificiosy que a su vez una firme fe en nuestras iniciativas nos llega por fin a iluminar una valiosa bien llamada visión de futuro.

Con frecuencia la gente me pregunta cúales son los recuerdos más memorables de mis grabaciones de las emisoras de las Grandes Ligas en todos los rincones del mundo.

El manager Dave Roberts Felicita y Jaime Jarrín tras el anuncio de su retiro. / Imágenes falsas

También me preguntan los recuerdos más intensos con los Dodgers. Estos no son difíciles de encontrarlos. A la cabeza está el increíble capútulo escrito con letras doradas en el año 81 de Fernando Valenzuelaluego los juegos perfectos lanzados por Koufax, Browning y el nicaragüense Dennis Martínez; el cuadrangular epopéyico de Kirk Gibson y la Serie Mundial del 88 donde figuró prominentemente mi gran amigo Orel Hershiser, quien eclipsó la marca de Don Drysdale de innings consecutivos sin Permitir anotaciones, y claro, quién puede olvidar si hubo en el estadio o si me estaban escuchando, los cuatro cuadrangulares consecutivos en el noveno episodio contra San Diego, para que luego en el décimo Nomar Garcíaparra sellara la victoria con un quinto Pero sobre todo ver cómo jóvenes oriundos de nuestros países, oriundos de Latinoamérica, se destacan en un diamante que antaño era casi casi exclusivo de rubios y de ojos azules.

Mi servicio ha sido a la comunidad latina del sur de California, así fue como pude conocer hermosas amistades, quienes han sido en mi opinión los más destacados locutores de nuestro mundo de habla hispana: Ignacio Santibá Ñez, «El Bachiller» Gálvez, Ramiro Gamboa, Pedro Ferriz, Jacobo Zabludovsky, Manuelito Bernal, Paco Malgesto, Gonzalo Castellot y otros en México con quienes comparten muchas jornadas.

Mañana es el último día de apertura de mi padre como locutor de los Dodgers. 64 temporadas consecutivas. Comparto momentos destacados fotográficos de su carrera a lo largo de la temporada. Esto se grabó hace 46 años el día de la inauguración en el Dodger Clubhouse de 1976 con Frank Sinatra. pic.twitter.com/Os5pRuFjuL— Jorge Jarrín (@JorgeJarrin1) 14 de abril de 2022

Con ustedes me sentido en verdad muy bedecido, y ahora en esta campaña 2022, mi 64ta. temporada con los Dodgers, realmente estoy ya por bajar el telónEs mi 64to. juego inaugural de temporada, un privilegio en verdad muy grande, y aprovecho estas läneas para depositar aquà mi reconocimiento profundo para con la comunidad de habla hispana, con el pelotero latino, para con mis compañeros de trabajo, porque todos han coadyuvado grademente a que yo me sienta feliz en la cabaña de transmisión. Ha sido para mà un orgullo muy grande poder servir a esta maravillosa comunidadespecialmente seguidores de los Dodgers.

Asa que amigos, reciban mi agradecimiento muy profundo por la compañía que ha tenido de ustedes durante estos 64 años. A todos, que Dios los bendiga, muchas gracias. Jaime Jarrón dejará un legado importante en los Dodgers y el béisbol./Getty Images

Jaime Jarron, miembro del Salón de la Fama del Béisbol, comienza este 14 de abril su última temporada como la voz en español de los Dodgers

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
You cannot copy content of this page