Más

Según el informe anual, las deudas del PSOE se redujeron en prácticamente 20 millones de euros en 2020, de 46,27 millones de euros a 26,63 euros.

El auditor advirtió que el partido había subestimado el resultado en 5,2 millones y sobrestimó la reserva en 9,47

Madrid, hace 15 años. (Novedades de europa) –

El informe anual del PSOE 2020 muestra que el Partido Socialista redujo su deuda en en torno a 20 millones de euros (19,6 millones de euros) el año pasado, que superó los 46,27 millones de euros a 26,63 millones al cierre del ejercicio fiscal 2019. aprobado por los auditores, pero hay algunas excepciones, resaltando que el PSOE subestimó la rentabilidad del año previo en 5,2 millones de euros y sobreestimó la provisión en 9,47 millones de euros.

Según el informe previo, la deuda pendiente del PSOE a 31 de diciembre de 2020 era de 26,63 millones de euros, de los cuales 58.000 se destinaron a actividades electorales. El resto se distribuye en $ 16.81 millones en deuda hipotecaria y $ 9.76 millones en deuda no hipotecaria.

Este dato es sensiblemente inferior al registrado en 2019, en el momento en que la deuda total del partido era de 46.276 millones de euros. De este monto, no obstante, $ 13,8 millones están adeudados para el desarrollo electoral.

Como resultado, la deuda hipotecaria y no hipotecaria (excluidas las relacionadas con ocupaciones electorales) al cierre de 2019 fue de 32,47 millones de euros: la deuda hipotecaria fue de 20.006.672 € y la deuda no garantizada de 12 467.562 €.

Esto significa que, aparte de la amortización prácticamente completa de 13,8 millones de deudas por actividades electorales, el Partido Socialista asimismo devolvió un total de 5,89 millones de euros en préstamos entre amortización ordinaria y amortización anticipada en 2020. En efecto, el plan estratégico del socialista es saldar deudas a la mayor brevedad.

Ecovis Grosclaude and Partners es quien se encarga de preparar los informes de auditoría externa sobre las cuentas del PSOE. Recordó en el informe que los estados financieros de 2019 del PSOE no habían sido auditados «pues no se encontraba obligado a hacerlo» y destacó que los estados financieros de 2020 fueron los primeros balances económicos totalmente equiparables a los estados financieros. año previo.

Esto se origina por los cambios derivados de la app del nuevo plan general de cuentas de la composición política y de la ley orgánica 3/2015 de 30 de marzo, que deja una perfeccionada comparación de la información sobre la situación económica, financiera y patrimonial de la El partido Die Zeit es homogéneo.

Existen algunas cuestiones en la opinión.

Con respecto a esta evaluación, el auditor ha completado su trabajo para cerciorarse de que estas evaluaciones, en todos y cada uno de los puntos materiales, reflejan la imagen real de los activos y la situación financiera del PSOE, no obstante, se han señalado una serie de «salvedades».

De hecho, el auditor inició su informe con «opiniones reservadas», insistiendo en «el saldo de ingresos del ejercicio previo subestimado en 4.207.505 euros y el resultado del año vigente en 5.271.665 euros».

También, destacó que la provisión a largo plazo para pasivos a largo plazo del balance refleja un saldo de 9.479.170 euros, importe basado en la declaración del auditor.
El PSOE efectúa «estimaciones y cálculos» en base a información de hoy e histórica, pero aclara que la citada normativa «no reúne las condiciones primordiales agarradas en el plan de cuentas, que se amolda a la composición política». En consecuencia, cree que la provisión a largo plazo del balance está “sobrevalorada por el monto anterior”.

Estas salvedades asimismo indican que los costos de un año tienen la posibilidad de registrarse el año siguiente. No obstante, arguyeron que las partes «no habían actualizado adecuadamente la información contable de las entidades involucradas para el ejercicio 2021» y que los auditores «no habían logrado prueba de auditoría suficiente a través de procedimientos alternativos del encontronazo potencial de este suceso». No se puede cuantificar el impacto potencial de este hecho en la cuenta de resultados.

El informe también ten en cuenta que no existe una obligación legal de integrar información de las organizaciones municipales en las cuentas de las organizaciones políticas. Aun de esta forma, hasta 2017, el PSOE no entendía que estos grupos pudieran complementarse. Sin embargo, dado el avance de los grupos precedentes en 2018, su contabilidad no se considera una parte de la contabilidad del PSOE.

Sin embargo, el partido político liderado por Pedro Sánchez ha incluyendo el balance y la cuenta de resultados combinada del conjunto comunitario en el informe con objetivos de referencia e información agregada únicamente. No obstante, ya que la partida es una pieza de información, no se ha anunciado evidencia de auditoría tal es así que el auditor no pueda verificar la integridad y racionalidad del cómputo y las transacciones de la entidad.

Áreas de riesgo de auditoría: capital públicos e inmobiliarios

El auditor también resaltó en el informe que había tenido presente las “áreas de riesgo mucho más importantes” en su trabajo. Son rentas de fuentes públicas y activos inmobiliarios.

En relación a lo primero, documentos recibidos de Europa Press recordaban que los capital registrados por el PSOE en 2020
Se destinan 46.384.017 euros a ayudas cada un año de desempeño, donaciones colectivas institucionales y ayudas de garantía.

“Este título representa la primordial fuente de ingresos para las partes contratantes y es el más representativo en la cuenta de desenlaces”, como se indicó y agregó, por lo que se considera “importante” en el trabajo de auditoría.

Por ello, hicieron las comprobaciones necesarias -consultadas en el Diario Oficial sobre el importe de las subvenciones y fondos temporales como ingresos del año pertinente- y llegaron a la conclusión:
«Tras la verificación, la información divulgada está en la memoria
El informe anual corresponde al contenido del marco regulatorio de la información financiera aplicable a la parte. “Hicieron la misma opinión tras investigar los activos inmobiliarios del PSOE.

Activos inmobiliarios de 56,75 millones

El cómputo de la parte se refleja en su cuenta “Suelos y Construcciones”, una cartera inmobiliaria de 56,75 millones de euros en inmovilizado material y 7,57 millones de euros en “inversiones inmobiliarias”.

De esta forma, para varios de los valores considerados más representativos en el balance, el auditor ha examinado la información contenida en los libros de control de los activos fuera de libro y obtuvo todos y cada uno de los contratos de compraventa, facturas y demás documentos. El monto verificado por el departamento de contabilidad, la utilización de información catastral para contrastar la propiedad de la propiedad y la muestra de todos y cada uno de los activos para verificar la información proporcionada por el registro de la propiedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
You cannot copy content of this page