El maquillador Sergio López-Rivera, que ha trabajado en La madre del blues, se ha convertido el segundo español en ganar el Oscar en la categoría de mejor maquillaje y peluquería junto a Mia Neal y Jamika Wilson. Los primeros fueron David Martí y Montse Ribé, de El laberinto del fauno (2006). El filme, protagonizado por Viola Davis y Chadwick Boseman, se impuso en esta categoría a las otras cuatro nominadas: Emma, Hillbilly, una elegía rural, Mank y Pinocho. El cántabro galardonado confesó en la alfombra roja que llegaba “preparado a la ceremonia”, pero sentía que era una “experiencia surrealista”. “Lo último que se me pasaba por la cabeza cuando rodaba la película era estar aquí”, afirmó a los medios de comunicación acompañado de su marido, quien además celebraba su cumpleaños. “Significa mucho”, añadió.

Más información

En un vídeo de promoción para los miembros de la Academia, López-Rivera, comentó que sus orígenes, especialmente los recuerdos de fotografías de cómo se maquillaba su abuela cántabra durante la Guerra Civil española, dejaron huella en este trabajo. El español que caracterizó a Davis, que encarna a la protagonista, la artista Ma Rainey, era más conocido hasta ahora por sus trabajos en televisión y ya está volcado en otro proyecto.

Dirigida por George C. Wolfe, La madre del blues es un drama musical biográfico basado en la obra de August Wilson, ganador de dos Premios Pulitzer, ambientado en el Chicago de los años veinte donde la tensión y la temperatura aumentan en el transcurso de una tarde de grabación mientras un grupo de músicos espera a la rompedora y legendaria pionera del blues, Ma Rainey.

Después de llegar tarde a la sesión, la orgullosa Ma mantiene un encarnizado pulso con su agente y su productor blanco por el control de su música. Mientras la banda aguarda en la claustrofóbica sala de ensayos del estudio, el ambicioso trompetista Levee (Chadwick Boseman) ―interesado por la novia de Ma y decidido a dejar su impronta personal en la industria musical― desata en sus compañeros un torrente de historias que revelan verdades incómodas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page