Más

Sin paridad para elaborar el gran plan de futuro del Gobierno de España | Sociedad

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha presentado este jueves una ambiciosa hoja de ruta para señalar el camino y los desafíos de España las próximas tres décadas. Para llegar a estas conclusiones, se ha trabajado durante más de un año con un equipo formado por un centenar de especialistas de prestigio que provienen de la Academia, de organizaciones no gubernamentales u organismos internacionales como la Unesco o la Comisión Europea, entre otras entidades. Expertos y expertas, señala el informe, aunque no con la misma presencia. De las 104 personas participantes, solo 34 son mujeres. Suponen el 32% del total, es decir, no llegan a la paridad, que se da cuando hay una representación mínima de un 40% de hombres y mujeres, según la legislación.

El informe España 2050, Fundamentos y propuestas para una estrategia nacional de largo plazo, elaborado por la Oficina Nacional de Prospectiva y Estrategia de la Presidencia del Gobierno, ha fijado nueve grandes desafíos sobre los que los distintos especialistas “de generaciones, sensibilidad política y disciplinas diversas”, según el documento, han estado trabajando. Solo dos de esos desafíos contaban en sus grupos de trabajo con representación paritaria. Y en ninguno de ellos han participado más mujeres que hombres.

Un portavoz de la Secretaría de Estado de Comunicación señala que para hacer este informe “se elaboraron listas de candidatos cremallera y se fueron contactando, uno a uno, en busca de distintos perfiles. Según fueron aceptando y rechazando, así quedaron los equipos”. Añade que el objetivo era “alcanzar o aproximarse a la paridad, pero [el resultado] de alguna manera es también un reflejo del desequilibrio que, desafortunadamente, sigue existiendo hoy entre el personal investigador de las universidades españolas”.

Más información

La paridad es uno de los principios rectores y de las principales aspiraciones de la Ley para la Igualdad Efectiva para Hombres y Mujeres, aprobada en 2007 por un Gobierno socialista, el de José Luis Rodríguez Zapatero. La norma esboza cifras y compromisos para equiparar a más de la mitad de la población (52% del total, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística, son mujeres) con el resto, un objetivo que está más cerca en los parlamentos que en los sueldos o en la representación en los consejos de administración de las empresas. El actual Gobierno socialista, con Pedro Sánchez a la cabeza, tiene más mujeres al frente de los ministerios. Son 11 hombres (contando con el presidente) y 12 mujeres. Por primera vez en la historia, todas las vicepresidencias las ocupan ellas.

La citada paridad se alcanza con una representación mínima de uno de los sexos del 40%, según contempla en algunos ejemplos la propia ley, aunque no está escrito en ningún sitio que ese 40% tenga que corresponder necesariamente a las mujeres. En la elaboración de este informe de futuro no se alcanza esa paridad ni siquiera teniendo en cuenta ese porcentaje más bajo.

Los que tienen menos voces de mujeres son los tres primeros desafíos de los nueve que incluye el documento, en los que ni siquiera llegan al 30% entre los perfiles consultados. Son los enunciados Ser más productivos para crecer mejor (11 hombres y 3 mujeres, con un 21%); Conquistar la vanguardia educativa (ocho hombres y tres mujeres, 27%) y Mejorar la formación y la recualificación de nuestra población (nueve y tres, respectivamente, 25%).

Hay cuatro desafíos en los que se alcanza o se supera el tercio de representación femenina. Estos son Desarrollo territorial equilibrado, justo y sostenible (con 10 hombres y 5 mujeres, el 33%); Resolver las deficiencias de nuestro mercado de trabajo (cinco expertos y tres expertas, un 37,5%); Reducir la pobreza y la desigualdad y reactivar el ascensor social (siete frente a cuatro, el 36,4%) y Ampliar las bases de nuestro bienestar futuro (con cuatro hombres y dos mujeres, un 33%). En los dos restantes, las mujeres están representadas en paridad, aunque en la parte de la horquilla más baja: Convertirnos en una sociedad neutra en carbono, sostenible y resiliente al cambio climático (nueve hombres y seis mujeres, el 40%) y Preparar nuestro estado de bienestar para una sociedad más longeva: con siete hombres y cinco mujeres (el 42%).

La coordinación del trabajo se ha hecho desde la Oficina Nacional de Prospectiva y Estrategia. En el informe aparecen ocho coordinadores de esta oficina, representados en este caso en paridad: son cuatro hombres y cuatro mujeres.

El trabajo, de 676 páginas, incluye multitud de gráficos y datos, de los que la mayoría no están desagregados por sexos. Solo dos de los 50 objetivos dibujados en el informe hacen referencia expresa a la situación de las mujeres. El objetivo 14 alude a las estudiantes matriculadas en las llamadas disciplinas STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas son sus siglas en inglés) con la perspectiva de pasar del 28% al 50%. El segundo objetivo específico para mujeres alude a la tasa de empleo femenino, que esperan aumentar de un 57% al 82% en 30 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
You cannot copy content of this page