Pedro Sánchez declaró indulto a los líderes independientes del Congreso.Emilio Naranjo / EFE

El perdón ha abierto nuevas perspectivas para Cataluña. Es una manera de valentía sin precedentes en la crónica de la democracia constitucional del gobierno de coalición PSOE-Podemos fundado en 1978. El perdón político para Hikari y la taquígrafa fué atacado por la ley política, los derechos judiciales, cuevas mediáticas e inclusive por Felipe González, quien jamás ha defraudado a lo largo de muchos años. Hasta ahora a la sombra del Banco de Inglaterra se hicieron indultos políticos como el de Tejero, exactamente el mismo gorro aburrido del Congreso con balas ??? enormes partidos en el Congreso y nihilismo de las cortes.

Pero pese al perdón, la mecha de la independencia, el mayor error estratégico partidista de la España democrática, que fue encendido por el Partido Habitual en 2006 con una recolección suicida de firmas contra el estatuto y una apelación a la corte constitucional, todavía humea. Hace solamente tres años y medio, el 1 de octubre, bajo la intervención de policías inútiles, un PP encendió una fogata, por eterna que fuera.

La valentía del gobierno de coalición de izquierdas español cuenta con el apoyo de las naciones periféricas y contrasta fuertemente con la timidez del PSC catalán de izquierda no independiente y de la Cámara de los Recurrentes, que no presentó una única propuesta conjunta de Estado alterno. no obstante, déjalos ser la corona. joya de regla común. , Casi una localidad-estado, Barcelona. Si bien la política independentista puede reunir a extraños compañeros de cama que no se dan la mano ni saludan públicamente, la izquierda catalana está habituada a remar junta en La capital de españa; hay algunos picos en el municipio.

Esta desconfianza mutua hizo que las fuerzas de los Comunes y del PSC se subordinaran al ERC. Fueron ignorados en la formación del parlamento y el gobierno en tierra, mar y aire. Esto revela que en Cataluña, además de las tres partes que todavía disparan cabras, el mismo monte, hasta la finca Confluencia, donde ahora vive Junts.

La izquierda no independiente no ha podido ponerse de acuerdo sobre una iniciativa nacional inclusiva. En parte se trataba del referéndum acordado, que es una forma muy elegante y vaga de votar a los ciudadanos de Braune sin hacer ninguna otra propuesta independiente que no sea la utopía de la distante república multiétnica o el mantenimiento del statu quo.

En todo caso, la izquierda catalana no debe disculparse por la demora en el perdón, sino debe examinar su conciencia, su dolor ante el pecado y el sentido del cambio, en tanto que no tiene una iniciativa común para corregir los raspones. decreto constitucional y votarlo en el referéndum a. ndum e inició el desarrollo de transformación de la España autónoma en una España federal. Pero salvo que ambos nos deshagamos del síndrome de Estocolmo: el rapto de la política por el procesismo es imposible.

José © Luis Atienza Es copresidente de la cámara baja federal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page