NOTICIAS DEL MUNDO

Yocairi Amarante Rodríguez habla sobre asaltos con ácido

Tatiana Fernandez para INFOTOTAL

Yocairi Amarante Rodríguez en su casa en Santo Domingo, República Dominicana

Santurrón Domingo, República Dominicana – Cuando Yocairi Amarante Rodríguez visitaba un salón de belleza en Santo Domingo el otoño pasado, dos hombres en motocicletas corrieron a su auto y lanzaron una lata de ácido sulfúrico utilizado por las cañerías y alcantarillas. El contenedor se limpió, mediante la ventana abierta a la cara.

Al comienzo ella pensó Maldita sea, me tiraron el caférecuerda en un reportaje con INFOTOTAL.

Pero luego el líquido comenzó a arder.

La joven de 19 años brincó del coche y gritó pidiendo asistencia cuando su ropa y su piel se derritieron. El conductor también resultó herido.

“¡Los bombardearon con ácido!” Recuerda a una mujer que chillaba cerca.

La llevaron al hospital. Era el 25 de septiembre. Según documentos recibidos por el juzgado de Localidad Novedosa hace unos días, la policía mencionó que el hombre que planeó el ataque, su exnovio, dio instrucciones a un presunto cómplice sobre de qué manera seguir con el ataque.

«En exactamente la misma cara en la frente», habría escrito en un mensaje de texto. «En la cara, en la frente».

Sus ataques reflejan la creciente violencia contra las mujeres en América Latina. Obtuvo una enorme atención, incluido un emocionante video de Cardi B en Instagram. Amarante Rodríguez charló por vez primera con INFOTOTAL en aspecto sobre el ataque y el desarrollo de restauración. La publicación asimismo puede integrar detalles en los registros judiciales y documentos policiales de que su ex novio Willy Antonio Javier (Willy Antonio Javier Monegro) presuntamente la agredió física y verbalmente antes de cambiar de forma permanente su apariencia y su historia. Merced a las desprendidas donaciones de personas, ahora desea abrir su salón.

Amarante Rodríguez es tratada en una de las escasas unidades de incineración en República Dominicana. «Casi muere», dijo el Dr. Eddie Bruno, director de quemaduras del Hospital Nei Arias Lola.

Antes de que Bruno tratase en lo personal a Amarante Rodríguez, Bruno miró sus fotografías de quemaduras en la cara, el cuello y la pierna derecha. Mencionó que el médico se vio obligado a dejar que el ácido actuara hasta cinco días antes del régimen.

Estará al cuidado de Bruno a lo largo de un par de meses, durante los cuales se someterá a unas nueve operaciones para remover el tejido muerto y efectuar injertos de piel.

Fue dada de alta del hospital en noviembre de 2020 y su restauración está lejos de terminar. Perdió el ojo derecho, mucho más del 50% de la vista en el ojo izquierdo y el pezón derecho. Cicatrices hipertróficas provocadas por el ácido que circula en el cuello, pecho, mamas, brazos y piernas.

Amarante Rodríguez (Amarante Rodríguez) trabajó varios días en el salón de su hermana, de pequeña se trenzaba el pelo y jugaba con tenacillas. Ahora, parte de su cuero cabelludo nunca volverá a crecer pelo.

«Mira de qué forma se encontraba antes», dijo, hojeando las fotografías de su pelo largo y rizado y ojos color avellana en su teléfono celular.

«Observemos de qué manera estoy ahora», ha dicho, sacando el vendaje de su cara y levantándose la camisa para revelar la cicatriz. “Así es como me dejó.

Tatiana Fernandez

Yokari Amarante Rodríguez

Mientras se recuperaba en el hospital, se corrió la voz de su ataque en las redes sociales. Cardi B publicó un vídeo en Instagram en el que mantenía una muñeca Barbie con un exfoliante en la mano y lanzaba sus pies primero encima de la mesa.

“La gente de la República Dominicana”, dijo en el video en castellano. «Quiero decirle a mi papá que se ponga en contacto con la policía o con cualquier persona en República Dominicana y le daré $ 10,000 – sin pesos, a cualquiera que encuentre al responsable de tirar al diablo pero $ 10,000 – ponga a disposición de ellos quemados. La cara del cuerpo dolorido de la niña «.

Ella agregó: «Debería haber justicia».

Santiago Matías, una popular estrella de radio en Dominica, publicó en su cuenta de Instagram que había donado en torno a $ 1,700 para contribuir a pagar las facturas médicas y en torno a $ 5,000 para brindar información sobre los agresores.

Amarante Rodríguez vende lámparas en una ferretería cerca de la región comercial de la Avenida Duarte, la ciudad más importante de Dominica. Su ingreso mensual es de alrededor de $ 224. La donación es primordial para él.

Ella dijo: “Me siento muy feliz porque siento el acompañamiento y la oración de la multitud de la ciudad. «Debo comprender que mi vida no terminará por ello. «

El 30 de septiembre, la policía identificó y detuvo a los presuntos agresores: Joan José Feliz, Pedro Alexandre Sosa Mendes, así como a su exnovio y padre de su hija Willie · Antonio Javier Monegro, de un par de años.

Según los documentos judiciales recibidos de INFOTOTAL, los tres pasaron 15 días planificando el ataque juntos.

Según los documentos, Javier Monegro se puso en contacto con Souza Mendes a principios de septiembre y le ofreció pagarle alrededor de $ 431 para que pudiese arrojar ácido sobre Amarante Rodríguez. Según los reportes, estuvo en concordancia y recibió en torno a $ 60 antes del ataque.

Según los registros judiciales, Souza Mendes luego encontró a Feliz como tercer cómplice. Javier Monegro te cuenta dónde trabaja y vive Amarante Rodríguez. Según el expediente, les mostró una foto con la que lograron reconocerlos.

Los mensajes de WhatsApp encontrados en los registros judiciales revelan que estas personas habían estado en contacto en los días anteriores al ataque.

«Dame bien la ora k eya sale», escribió Sosa Méndez a Javier Monegro el 21 de septiembre. «Dime cuando salga.»

«Mete mano ya estoy De seperao», respondió al día después. «Travieso, estoy atormentado.»

«Trakilo eso va hoy», respondió Sosa Méndez. «Deja de preocuparte, se acabó el día de hoy».

«En exactamente la misma cara en la frente», escribió Javier Monegero. «En la cara, en la frente».

Según registros judiciales, Sosa Méndez y Feliz aguardaban la llegada de Amarante Rodríguez el día 25. En el momento en que ella saltó del lado del pasajero del Toyota Corolla, la siguieron en una motocicleta.

Documentos judiciales detallan que Sosa Méndez aceleró la agilidad de la moto y Feliz le arrojó ácido por la ventana abierta. El ataque fue capturado en un video de vigilancia que ayudó a la policía a detectar y arrestar a hombres sospechosos de estar comprometidos en el altercado.

Los documentos detallan que Javier Monegro fué acusado de bandas delincuentes, tortura o barbarie y violencia doméstica. En la corte, decidió mantenerse en silencio.

Los cargos contra Sosa Méndez y Feliz tienen dentro bandas criminales, actos de tortura o barbarie, agresión y agresión.

En un caso penal, los tres negaron haber participado en el altercado.

A lo largo de una audiencia en octubre para decidir si estas personas habrían de ser condenadas a un año de prisión, Souza Mendes mencionó que él no era la persona en el vídeo, y añadió que la policía le dijo: [him] Habla con los murceguillos. «

En el tribunal, Feliz también alegó que la policía procuró golpearlo por cooperación y también insistió en que la motocicleta involucrada en el altercado no era la suya.

El defensor público que representa a Sosa Méndez y Feliz añadió: “Los interrogaron sin la presencia de un letrado. Las pruebas presentadas por las autoridades públicas son ilegales porque se obtuvieron ilegalmente.

Un portavoz de la policía nacional de República Dominicana no respondió a una solicitud de comentarios sobre las acusaciones en la corte.

Los tres estuvieron detenidos en el transcurso de un año y se les deja mantenerse allí hasta el desenlace del juicio. El 19 de febrero de 2021, el tribunal decretó que el juicio continuará, pero no se conoce cuándo comenzará el juicio.

En una llamada telefónica el mes pasado, Ronell Rosado, un abogado que representa a Javier Monegro, se negó a comentar sobre el caso de su cliente.

Los abogados que representan a Sosa Méndez y Feliz no respondieron a las solicitudes de comentarios por mail.

Según su relato, Amarante se enteró Rodríguez Conoce a Javier Monegro a los 14 años cuando él tenía 29. Trabaja en la factoría en frente de la casa de su abuela.

Un día, ella le solicitó que la montara en su moto. Los 2 próximamente se convirtieron en marido y mujer, y ella se mudó a la casa de su madre ese año.

Tatiana Fernandez para INFOTOTAL

Yocairi Amarante Rodríguez mostró sus fotografías tomadas el 22 de septiembre de 2020, tres días antes del ataque.

Continuaron juntos durante cinco años. A los 16 años, quedó embarazada y abandonó la escuela. A lo largo de su relación, él la agredió verbal y físicamente en varias oportunidades, ha dicho, y añadió que jamás le había contado a absolutamente nadie sobre el presunto abuso.

En un reportaje con un sicólogo forense en el mes de diciembre pasado, ella dijo que la atrapó en casa de su madre y la obligó a cocinar y limpiar. Ella dijo que no la dejaría salir de casa sin él.

Ella mencionó que si él se peleaba, la empujaría, le tiraría del pelo y la insultaría familiarmente. Idioma hablado dominicano, traducido precisamente como «idiota» y «idiota».

Cuando Javier Monegro supuestamente intentó asfixiarlo en frente de su hermana, ella intervino e procuró golpearlo con una botella, le ha dicho Amarante Rodríguez a un sicólogo forense.

Ella ha dicho en una entrevista que él estaba muy arrepentido después de agredirla. Ella aceptó su disculpa por el hecho de que lo amaba.

Dijo que fue en 2020 en el momento en que la relación terminó a inicios de este año.

El abogado de Javier Monegro, Rosado, mencionó que su cliente jamás la había agredido física o verbalmente. En un correo a INFOTOTAL, el letrado mencionó que no había pruebas para respaldar sus afirmaciones y dijo que eran «solo palabras y acusaciones».

Rosado dijo en un e-mail: «La víctima puede decir lo que desee pero no hay pruebas».

Marcia Aguiluz, letrada senior de Women’s Backlink Worldwide, una organización sin fines de lucro que aboga por la igualdad de género, dijo que el incremento de la crueldad doméstica en América Latina y el Caribe se debe a la discriminación contra las mujeres y la masculinidad a lo largo de la narración de la zona: un término exagerado de masculinidad.

En una entrevista de Zoom en Costa Rica, Aguirus mencionó que los accidentes de violencia doméstica en América Latina no son apartados.

“Encarnan el estereotipo de que las mujeres forman parte a los hombres”, dijo.

Según documentos judiciales, Javier Monegro continuó acosándola aun después de que terminó su relación, llamándola 44 ocasiones en un día. Luego lo bloqueó en WhatsApp, Instagram y Fb.

Según registros policiales, Amarante Rodríguez comenzó a desarrollar una relación con su de hoy novio dos meses después de la separación, lo que logró que Javier Monegro se sintiera culpable. Le dijo a la policía que su vecino había hecho comentarios negativos sobre estar con otro hombre.

Dos semanas antes del ataque, mencionó que conoció a un amigo de Javier Monegro y él le mencionó que tuviera cuidado en tanto que se estaba volviendo cada vez más belicoso.

“Jamás pensé que me trataría de esta manera”, ha dicho.

La primera oportunidad que vio su rostro fue en el hogar. Su médico mencionó que a los sobrevivientes de acidosis no se les deja mirarse en el espejo del hospital.

Mencionó que su reflejo en el espejo le provocó pensamientos suicidas y que superó esos pensamientos pensando en su hija.

Tatiana Fernandez para INFOTOTAL

El 24 de febrero de 2021 en Beato Domingo, República Dominicana, Yocairi Amarante Rodríguez peinó a su hija Winny (centro) mientras su sobrina le peinaba mientras su madre Santa Rodríguez (izquierda) peinaba a un bebé en su regazo.

Natalia Ponce de León (Natalia Ponce de León), que sobrevivió a un ataque en Colombia en 2014, dijo que un hombre la había rociado con ácido sulfúrico y deseaba que muriera.

También va a crear la Fundación Natalia Ponce de León, que aprobará una ley que garantice que las mujeres colombianas reciban atención médica y sicológica gratuita después de padecer acidosis. Luego, el presidente colombiano Juan Manuel Santurrones firmó la ley en 2016.

Un año después, Melania Trump, entonces Primera Dama, le dio a Ponce el Premio En todo el mundo Mujeres de Valor en Washington, DC.

Ponce le dijo a INFOTOTAL que se precisa realizar más en el mundo para respaldar a los sobrevivientes. Ella espera que otras leyes se implementen en otros lugares, como las leyes que ayudó a dar forma en su país.

En «República Dominicana» [and] México, no hay regulaciones. No hay una ley que proteja a las víctimas de ataques químicos ”, dijo Ponce. «Es un mal profundo por el hecho de que realmente merece un fuerte castigo».

Ponce mencionó que los sobrevivientes en República Dominicana acudieron a su organización beneficiosa en busca de ayuda, y añadió que varios de ellos querían viajar a Colombia para operarse.

“Tienen que trabajar por sus derechos, todos en su país”, ha dicho.

El día que Amarante Rodríguez regresó del hospital, su familia le organizó una celebración sorpresa. Su hija Winny se ha ido por múltiples meses y no la conoce.

“En el momento en que me vio, lo primero que me dijo fue: ‘¡Ah! ¡Un cuco! », Recuerda Amarante Rodríguez, quien mencionó a un monstruo mítico. «Me derrumbé y empecé a llorar».

Tatiana Fernandez para INFOTOTAL

Yocairi Amarante Rodríguez y su hija Winny Javier Amarante

Se prepara para mucho más de 10 operaciones de reconstrucción. Las quemaduras picaron toda la noche. Su ojo izquierdo estaba opaco y no se cerró completamente.

A pesar de sus esperanzas, sabía que nunca volvería a ser como la mujer de la fotografía de Instagram.

Se concentró en cuidar de sus hijos y abrió un salón con el dinero que Cardi B le dio.

Después de que la policía detuviese al acusado, Cardi B le donó una parte de la recompensa.

Amarante Rodríguez todavía no puede agradecer en lo personal a la estrella del hip-hop su generosidad. «Estoy muy agradecida con Cardi B», dijo con voz emocionada.

Un representante de Cardi B no respondió a una solicitud de comentarios por correo.

Amarante Rodríguez encargó recientemente un nuevo logo para el salón, que afirmaba: “Yocairi Beauty Center”. Espera abrir sus puertas cerca de Villa Consuelo en Santurrón Domingo a finales del año vigente.

Aunque no está segura de su futuro, espera algún día graduarse de la escuela secundaria y tener una carrera exitosa. Dijo que el resto está a cargo de Dios.

Mencionó que su hija no entendía totalmente la narración de su madre. Le ha dicho a Winnie que se había encendido al fuego. Dijo que si en algún momento supiese lo que había sucedido, no sería tema de el.

Amarante Rodríguez está feliz de estar viva. Se reía con sus hermanos y primos todos y cada uno de los días. Tu sentido del humor no ha fallado. Su novio no la ha dejado.

Instó a las mujeres jóvenes a mantenerse en la escuela y también reportar a su novio tan pronto como vean signos de crueldad. «No te calles», ha dicho. «No lo denuncié pues estaba en silencio, me pasó a mí».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
You cannot copy content of this page